Ha pasado un mes desde que en el corregimiento Juana Sánchez, jurisdicción del municipio Hatillo de Loba, un campesino hallara lo que parece ser una mina de oro. El descubrimiento el cual causó revuelo entre habitantes, quienes con picos y palas, decidieron sacar por su cuenta el metal, atrajo la atención de foráneos quienes en busca de la buena fortuna también se arrimaron al lugar. Debido a esto y con el fin de controlar a la multitud, las autoridades locales decidieron acudir al Ejército para resguardar la zona e impedir que más personas lleguen a sustraer sin ningún tipo de protección y organización lo que se dice es oro. Luís Ignacio Osorio, líder de la población, dijo que la presencia militar los tranquiliza al saber que no se presentarán alteraciones por la búsqueda de lo que podría ser un tesoro: “La demora es que el ejército se vaya; yo se que se va a volver a formar el bochinche con esta mina que hay en esa plaza”. De acuerdo a Mayorlis González, alcaldesa del municipio, hasta el corregimiento han llegado expertos con el fin de concretar si el hallazgo corresponde realmente al valioso mineral: “Estamos esperando resultados de los geólogos, de la investigación que se está haciendo, mientras tanto, el lugar sigue acordonado por parte del ejército”. En su momento, la alcaldesa de la población, relató la forma en la que se dio el hallazgo: “Un campesino que se dirigía a sus labores, al pasar por la iglesia se pudo dar cuenta que algo brillaba, y él se detuvo, se agachó y excavó un poco y encontró una piedra de oro y a medida que iba excavando iba encontrando más y más piedras. El campesino se emocionó y comenzó a gritar y la gente empezó a llegar y comenzaron a excavar y encontraron más oro”. En su afán por adquirir el mineral, muchos empezaron a hacer perforaciones sobre terrenos que ponían en riesgo de debilitamiento a la iglesia de la población y las viviendas cercanas. El corregimiento Juana Sánchez, tiene mil 500 pobladores quienes en su mayoría se encuentran a la expectativa por saber que será del futuro de esa mina, así como también se encuentran a la expectativa de algún descuido por parte de las autoridades para seguir cavando y encontrando el mineral que ya otros hallaron.