Cormagdalena impuso en audiencia pública una multa al consorcio Navelena cercana a los 800 millones de pesos,  por no cumplir las condiciones de servicio en siete puntos del canal de acceso a la zona portuaria de Barranquilla y cada día que pasa son 10 salarios mínimos de multa lo que se imponen. Los incumplimientos se presentan en los niveles de profundidad y de ancho del canal. El calado autorizado para acceso a la zona portuaria de la capital del Atlántico debe ser de al menos 10,4 metros y se encuentra en 9,1 metros, con restricciones para el acceso de embarcaciones de mayor calado. Según  Asoportuaria, unos 25 barcos fueros desviados durante 2016, mientras que solo en un 66% del año el canal tuvo las condiciones requeridas para la navegación.