Cargando contenido

Ganaderos y agricultores afectados por la sequía esperan ayudas por parte del Gobierno Nacional.

La sequía también deja en la quiebra a cultivadores de plátano.
El ganado flaco por cuenta de la sequía queda sin fuerza atascado dentro de los pozos.
Cortesía/Gilberto Arrieta.

El ministro de Agricultura, Andrés Palencia, realizó sobrevuelo en la  zona afectada por la sequía en el departamento de Córdoba, que deja miles de reses muertas en la región costera y bajo Sinú.

El funcionario explicó que "tenemos un reporte por los municipios, la última información que nos dan es que pueden estar desaparecidas cerca de 30 mil reses"

No obstante resaltó que "tenemos que verificar esa información con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres".

"Hemos pedido que hagan una actualización de los daños y las afectaciones por cuenta de este fenómeno climático, para también ver como mediante ese censo podemos trabajar con los productores", informó el Ministro.

Le puede interesar: Leonardo Pinilla declaró contra Sara Piedrahita y el cartel de la hemofilia

Explicó que estas ayudas irían encaminadas al "refinanciamiento de lineas de cartera y saneamiento de deudas con la banca".

Finalizado el recorrido por la zona afectada, el funcionario se desplazó hacia el Centro de Convenciones de la ciudad de Montería, donde se reunió con ganaderos y agricultores damnificados por la sequía. 

William Botero, quien hace  parte de la Federación Ganadera de Córdoba (Ganacor), dijo que la sequía no solo ha provocado la muerte de sus animales, sino una baja en la producción lechera y de carne.

La emergencia se presenta en la zona rural de los municipios de Montería, San Pelayo, Los Córdobas, Puerto Escondido, Lorica y Moñitos; ubicados en la margen izquierda del río Sinú.  

La sequía, que lleva seis meses, también arrasó con los cultivos de plátano, yuca y ñame; dejando a unas 10 mil de familias en la quiebra, ya que toda la vida han sobrevivido gracias a esta industria.

"Vivimos de este cultivo y nos quedamos sin producción, con el agravante de que en los próximos meses no vamos a tener plátano, porque los cultivos han sido arrasados por el fuerte verano", explicó Azael López, agricultor de la zona.

Lea además: Altas temperaturas en el Caribe incrementaron el consumo de energía

El intenso verano acabó con el agua que había en las represas y pozos de las veredas y corregimientos. Además con los pastos, sobre todo en cercanías al mar. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido