En el marco del acto de rendición de cuentas del Ministerio de Defensa Nacional, celebrado en la Quinta de San Pedro Alejandrino en Santa Marta, el jefe de la cartera, Luis Carlos Villegas,  compartió balance general de las actividades y resultados obtenidos en contra de la criminalidad por parte del componente de defensa y seguridad del país. En su intervención el Ministro confirmó, tal como se había conocido, que la tercera parte del armamento de las Farc está en manos de las Naciones Unidas. “La totalidad de sus combatientes con excepción de 300 o 350 que hacen parte de ese crimen organizado residual que se llaman disidencias, todos los combatientes están hoy concentrados en zonas que tienen especial control de la Organización de Naciones Unidas y especial seguridad de nuestra fuerza pública”, indicó el funcionario. En este mismo sentido, el Jefe de la Cartera de Defensa entregó detalles sobre las medidas que se van a implementar para garantizar la seguridad de los guerrilleros de las Farc en las zonas veredales de concentración durante los próximos tres años. “La Policía se mantendrá en las 26 veredas donde hoy hay zonas veredales de transición, inclusive después que las zonas dejen de existir jurídicamente, durante por lo menos tres años después de que terminen las zonas y las Fuerzas Militares estarán evaluando con Planeación Nacional, con Post Conflicto, con el Alto Comisionado para la Paz y con la Policía, cuáles de esas 26 necesitan, además de presencia policial, presencia de las Fuerzas Militares permanentes durante los próximos tres años”, aseguró el Ministro Villegas. Sobre la presencia de organizaciones delincuenciales en el país, el Ministro hizo alusión al “Clan del Golfo”. Según el Jefe de la Cartera, “el Clan del Golfo tenía más de 4.000 hombres en combate hace apenas cinco años, hoy tiene 1.800; hoy esa organización mafiosa está dependiendo de lo que le queda que es bien poco en comparación a lo que tenía hace cinco años”. En cuanto a delitos de alto impacto como la extorsión, el Ministro Villegas reveló que, “bajó un 44% en comparación con el año 2016 que es ingreso que se le quita a la mafia”. En delitos como el homicidio, el Ministro señaló que, “hoy estamos por debajo del promedio de la tasa de homicidios de la región y menos de la mitad de las muertes violentas que teníamos en el año 2000”. Sobre el secuestro, el Ministro aseguró que, “afortunadamente ha descendido hasta niveles nunca antes alcanzados, hay todavía secuestros que nos duelen pero que tenemos la Policía más capaz del mundo en la investigación de un secuestro”. La entrada en vigencia del Nuevo Código de Policía también arroja resultados positivos que compartió el Ministro de Defensa, en específico sobre la disminución de peleas callejeras y violencia urbana. “El Código de Policía que se empezó a aplicar el primero de febrero ha traído una reducción en las riñas y en lesiones personales de 10.000 casos menos que le cuestan $20.000 millones de pesos menos al sistema de salud”, indicó el Jefe de la Cartera de Defensa. Al acto de rendición de cuentas asistió el Vicepresidente Óscar Naranjo y los comandantes de las unidades pertenecientes a las Fuerzas Militares y el director de la Policía Nacional.