Cargando contenido

En Atlántico hay más de 4.600 personas con detención domiciliaria y solo cuatro funcionarios del Inpec están asignados para su control.

Análisis crisis carcelaria
Análisis crisis carcelaria.
Gobernación del Atlántico

Una reunión entre el ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, y el gobernador Eduardo Verano De la Rosa permitió consolidar el compromiso del Gobierno Nacional para aliviar la crisis carcelaria en Atlántico.

Lo primero que se concretó es la puesta en marcha de un plan piloto para que la Policía del Cuadrante asista al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) en la vigilancia de presos domiciliarios, con o sin brazalete, para un control más efectivo.

En Atlántico hay más de 4.600 personas con detención domiciliaria y solo cuatro funcionarios del Inpec están asignados para su control y vigilancia.  

La segunda medida pactada fue el traslado de 300 internos sin arraigo procesal hacia otras cárceles del país.

El Gobierno Nacional confirmó la disposición de recursos para un proyecto de nueva cárcel tipo granja en el departamento que genere entre 2.000 y 3.000 cupos para el traslado de la Modelo y El Bosque.

“El Gobierno Nacional tiene una política clara de humanización de las cárceles y por ello los recursos existen. Estamos armonizando todo con Gobernación y Alcaldía para la concreción de estos puntos. La idea es que podamos firmar el convenio una vez finalice la ley de garantías”, expresó el ministro Gil Botero.  

El gobernador Verano De la Rosa aseguró que los resultados de la reunión fueron muy positivos porque permitieron avanzar en los compromisos establecidos desde noviembre del año pasado con Nación y Distrito.

“Con esta reunión se abre una oportunidad de buscar, con recursos conjuntos, la posibilidad de una solución carcelaria en nuestro departamento utilizando los predios de El Bosque y la Modelo", indicó el Gobernador Verano
 

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido