Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Misión médica, amenazada por la inseguridad: gerente de la ESE Cartagena

El gerente de la ESE Hospital Local de Cartagena, Roque Bossio, aseguró que la Misión Médica de la ciudad, está amenaza por la inseguridad, esto en respuesta a los últimos hechos delictivos que se han registrado en los centros de salud del Distrito.

Los delincuentes fingieron dolor de abdomen e ingresaron hasta la sala de urgencias. Foto de RCN Radio.



El gerente de la ESE Hospital Local de Cartagena, Roque Bossio Bermúdez, aseguró que la Misión Médica de la ciudad, está amenaza por la inseguridad, esto en respuesta a los últimos hechos delictivos que se han registrado en los centros de salud del Distrito.

El caso más reciente se registró en el puesto de salud del barrio Nelson Mandela, donde delincuentes que se hicieron pasar por pacientes, hurtaron un computador y otros elementos de oficina de dicho establecimiento médico. (Lea también: Atracaron la sala de urgencias del hospital Nelson Mandela de Cartagena)

“Estamos sumamente preocupados por este hecho que vulnera la seguridad de un centro de salud. Según el relato de un empleado, a eso de las cinco de la madrugada de hoy dos sujetos tocaron a la puerta del centro de salud simulando que necesitaban atención médica, pero cuando el vigilante les abrió, lo encañonaron y otro sujeto entró por la parte trasera y se llevó el computador completo y otros elementos de oficina. Los bandidos salen como si nada, pero dejan la zozobra en el personal que allí labora”, dijo.

El funcionario reiteró el llamado a la comunidad y a la Policía Metropolitana para que se brinden garantías que permitan tanto a médico, auxiliares, enfermeros y personal administrativo de los centros de salud de Cartagena, realizar su labor.

"Si tenemos a los médicos, enfermeras y auxiliares atemorizados, seguramente no van a querer ir a laborar y entonces se deja de prestar un servicio y se afecta a toda la comunidad", sostuvo.

Este es el cuarto caso que se registra en el año en donde se ve vulnerada la seguridad de los trabajadores y personal médico de los diferentes centros de salud del Distrito de Cartagena.