Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La Fiscalía capturó 18 miembros de una red de prostitución en Cartagena
Liliana del Carmen Puello, alias ‘La Madame’.
Fiscalía

RCN Radio pudo conocer a través de la Red de Mujeres de Cartagena y Bolívar, el modus operandi de esta red de explotación sexual infantil en la ciudad. La organización apuntó que existen denuncias desde el 2015 con respecto a estos flagelos, que señalan a Liliana del Carmen Puello, alias ‘La Madame’ como la perpetuadora de estos delitos en contra de la integridad de las niñas y adolescentes de la ciudad. 

La organización de defensa de los derechos de las mujeres, manifiesta que los puntos álgidos en donde más se registran estos delitos, son en el Centro Histórico de la ciudad, a raíz del turismo. Sin embargo, los depredadores sexuales, tienen unos canales, que están en los barrios populares de Cartagena, en donde jóvenes de escasos recursos se dejan engañar con promesas de trabajo, con buena remuneración, caen en estas redes de trata de personas.

(Lea también: Capitán de Infantería de Marina violaba y marcaba a niñas en Cartagena)

Esta red de explotación sexual, solía capturar a las niñas, envolviéndolas con regalos a cambio de sexo. Por su parte,  alias ‘La Mandame’ ponía a trabajar a las jóvenes de los barrios populares de la cuidad como modelos. Luego les expedían pasaportes, las enviaban fuera del país, y estando en el extranjero, les quitaban los documentos e iniciaban la trata con fines de explotación sexual. 

Según las denuncias, la señalada proxeneta, es acusada de captar participantes de los reinados, para venderlas a turistas extranjeros que asisten a fiestas que se realizan en la zona insular de la ciudad. Entre las celebraciones, las autoridades investigan, un evento sonde habrían participado extranjeros provenientes de vuelos desde Miami.  

(Lea también: Hasta 37 años de prisión para turistas que paguen por explotación sexual infantil)

Según los datos conocidos,  Liliana del Carmen Puello,  usaba casas en donde recibía y hospedada en Cartagena a sus víctimas como mercancía disponible para suministrar servicios sexuales para eventos, congresos y fiestas internacionales que suelen realizarse en la ciudad con cierta regularidad. 

Para la Red de Mujeres de Cartagena y Bolívar, el caldo de cultivo de este flagelo está en las grandes necesidades económicas de muchas de las niñas y jóvenes de la ciudad que viven en las zonas más vulnerables. Es por ello, que hacen un llamado a las autoridades para que se realice una capacitación de la política pública en defensa de los derechos de las mujeres.
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.