Cargando contenido



Luego de haber sido nombrado por el Papa Francisco, el pasado 14 de noviembre, como el nuevo Arzobispo de Barranquilla, arribó a la ciudad la mañana de este viernes Monseñor Pablo Emiro Salas.

Cerca de 200 personas entre feligreses, sacerdotes, hermanas y laicos le dieron la bienvenida a Salas a la capital del Atlántico, con globos, banderas blancas, pancartas y música cristiana.



"Es una persona que viene a guiar nuestro corazones, lo recibimos con mucho amor y queremos que se sienta en casa porque es el primer obispo costeño que tendremos en la Arquidiócesis", afirmaron feligreses que llegaron hasta el Aeropuerto Ernesto Cortissoz.

Muchos niños y jóvenes esperaron la llegada de Monseñor, anhelando su bendición y palabras de esperanza.

"Quiero que nos salude y le voy a pedir que bendiga a todos los niños", dijo María Camila, una niña de 7 años que vino desde la parroquia San Luis Beltrán de Soledad.



Visiblemente emocionado se le vio a Monseñor, luego de saludar a los feligreses, aseguró que llega con alegría para trabajar por la Diócesis atlanticense.

"Estoy muy contento de estar aquí en esta tierra donde el Santo Padre me ha colocado, rodeado de toda esta feligresía, estoy contento de encontrarles y abrazarles, la cercanía tiene que ser una característica de nuestra iglesia diocesana", afirmó Monseñor Salas a su llegada a Barranquilla.

Monseñor Pablo Emiro Salas, de 60 años, llega a Barranquilla procedente de la Aquidiócesis de Armenia.

El sábado 9 de diciembre a las 10 de la mañana, será la eucaristía de posesión canónica, que será presidida por el Nuncio Apostólico en Colombia, Monseñor Ettore Balestrero.

Su primer acto público como Monseñor de Barranquilla, será el miércoles 13 de diciembre en el marco del concierto navideño que tendrá lugar en la Catedral María Reina.

[video width="640" height="352" mp4="http://bk.rcnradio.com/wp-content/uploads/2017/12/WhatsApp-Video-2017-12-08-at-12.10.52-PM.mp4"][/video]