Aunque la reciente condena a un hombre agresor es un gran paso para la justicia de género, las mujeres exigen más afectividad. Hace unos días, las autoridades de Bolívar dieron a conocer la condena de más de 40 años de cárcel a un hombre que asesinó a su compañera sentimental en el municipio de Santa Rosa de Lima ocurrido el pasado febrero. Aunque la pena contra el agresor fue celebrada, el Movimiento Social de Mujeres del departamento exige celeridad en los demás procesos pendientes porque son muchas las víctimas que sienten que hay impunidad. Rubiela Valderrama, vocera de esa organización, destacó la pronta judicialización del agresor, “vemos con gratitud y con buenos ojos que este fallo haya salido, que al menos hayan puesto algo de celeridad y que se haya hecho justicia ya que mucho de estos casos están quedando en la impunidad” Sin embargo, son varios los casos de mujeres asesinadas o violadas que aún permanecen sin un esclarecimiento. El municipio de Santa Rosa de Lima es un ejemplo de ello: “Todavía estamos esperando que La Fiscalía esclarezca, los casos de más de tres violencias sexales ocurridas el año anterior, le hemos pedido cartas pero no ha habido respuestas” Cabe recordar que Funsarep, una entidad adscrita a ese movimiento, también repechó que las autoridades locales no trabajen de la mano con los colectivos de mujeres, como lo indicó Inilce Mercado. “por eso le estamos haciendo un llamado nuevamente tanto a la administración distrital, como al departamental, a que trabajemos en una política de protección de las mujeres porque se necesita. No es posible que no haya una mesa trabajando para salvaguardar la vida de las mujeres” El Movimiento Social de Mujeres consideró que la reciente condena puede ser la reivindicación con los derechos de esta población, y también para acabar con la percepción de que hay impunidad para quien agreda a una mujer.