Cargando contenido

Se trataría de una granada de mortero abandonada por grupos armados hace varios años

En la humilde casa era un trozo de tubo de metal que alguien halló por allí, pero tras 5 minutos de ser utilizado para acuñar una olla en fogón de leña, hizo explosión.

Neida Tovar Barreto, murió en la explosión cuando hacía la comida en una finca de la vereda Arroyo Seco, en el municipio de Colosó, Sucre, en Montes de María, donde las huellas de la guerra siguen visibles.

Eder Barreto Ochoa, también resultó herido en el hecho y fue remitido a un centro asistencial con heridas y contusiones.

Las primeras versiones le apuntan a que se trataría de una granada de mortero abandonada por grupos armados hace varios años, sin embargo las autoridades tratan de esclarecer los hechos.

El coronel Alfonso Vergara Peña, comandante de la Primera Brigada de Infantería de Marina, sostuvo que los organismos de investigación judicial iniciaron las indagaciones del caso y destacó que datos previos indican podría tratarse de una granada de fusil abandonada.

Los hechos ocurrieron la tarde del sábado 24 de marzo, en esta zona donde durante muchos años hicieron presencia las guerrillas de las Farc y los paramilitares.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido