El caso se presentó en un vuelo de la aerolínea Spirit, que cubría la ruta Fort Lauderdale – Rionegro.

Aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena
Aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena.
RCN Radio

Una situación de alerta y cierre temporal se presentó este viernes en el aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena, a donde fue desviado un vuelo en el que una pasajera amenazaba con llevar explosivos.

El caso se presentó en un vuelo de la aerolínea Spirit, que cubría la ruta Fort Lauderdale – Rionegro (aeropuerto que sirve a la ciudad de Medellín), en el que una pasajera de 57 años presentó un comportamiento “alterado y violento”, según informó la Aeronáutica Civil.

“Aeronave de la aerolínea Spirit, vuelo NKS 237, que cubría la ruta Fort Lauderdale - Rionegro, tuvo que ser desviada al aeropuerto de Cartagena por situación de pasajera disruptiva (con conducta alterada o violenta) (…) la pasajera fue puesta a disposición de las autoridades competentes”, señala el comunicado de la Aerocivil.

Justamente, la mujer identificada como María Estela Hurtado Molina, natural en Andes (Antioquia) y quien reside en Estados Unidos, fue puesta a disposición de la policía de Cartagena.

 

Thumbnail

Pasajera amenazó con explosivos: Aeropuerto

De acuerdo con María Claudia Gedeón, directora de la Sociedad Aeroportuario de la Costa (que maneja el Rafael Núñez), la mujer tuvo alteraciones y gritó que tenía explosivos en su poder.  Por esta razón, el avión aterrizó de emergencia y obligó al cierre de la terminal aérea.

"El aeropuerto Rafael Núñez estuvo cerrado entre la 1:40 y las 2:05 de la tarde, ya que en un avión que cubría la ruta Fort Lauderdale - Medellín una pasajera Manifestó que llevaba explosivos y el piloto tomó la decisión de aterrizar en el aeropuerto más cercano que era alterno a su destino, el cual era Cartagena”, explicó Gedeón.

Agregó que “eso ocasionó que se activara el plan de contingencia para ese tipo de situaciones. En ningún momento hubo ningún tema que afectara la seguridad, se cumplieron unos protocolos establecidos (y) la pasajera se bajó el avión, se retanqueó y salió para Medellín".

Esta alerta mantuvo cerrado el aeropuerto por aproximadamente 25 minutos y causó retrasos en los vuelos que salían desde Cartagena.

"Las operaciones de llegada de vuelos no se afectaron; las de salida de aviones se retrasaron porque en estos casos se le da prioridad al avión que viene con la emergencia. Todos los pasajeros estuvieron bien al igual que la tripulación", añadió la Directora de la Sociedad Aeroportuario de la Costa.

Versiones incoherentes: Policía

El comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, general Luis Humberto Poveda, señaló que la mujer está siendo valorada psicológicamente y recibe atención por parte de personal médico, debido a que presenta alteraciones nerviosas y dice incoherencias a la hora de responder los interrogantes de las autoridades.

Incluso, en la versión que cuenta a la Policía, la mujer acusó a otra pasajera de tener explosivos en su cuerpo. Esto causó pánico entre los demás tripulantes del vuelo por lo que el piloto aterrizó de emergencia en el aeropuerto de Cartagena, el cual era el más cercano.

"Una pasajera de 57 años presenta una alteración. Manifiesta abiertamente, según la aerolínea, que la compañera que iba al lado tenía debajo una bomba. Esto causó una alteración de los pasajeros e hizo que el piloto aterrizara en el primer aeropuerto de Colombia que tenía cerca, que era Cartagena", señaló el oficial.

"Vamos es a evaluar su estado psiquiátrico para determinar si tiene alguna alteración, toda vez que manifiesta incoherencias al hablar", agregó Poveda.

La mujer detenida recibirá tratamiento siquiátrico en la clínica La Misericordia de Cartagena.

Las autoridades aeronáuticas informaron, finalmente, que dentro del avión no hallaron ningún rastro de explosivos.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido