Foto: cortesía Policía Metropolitana de Cartagena.



Una adulta mayor, de 77 años de edad, fue capturada por personal de la Policía Metropolitana de Cartagena, como parte de un operativo desplegado en la ciudad y en el municipio de Clemencia en contra del tráfico de drogas.

La mujer, que también es conocida como "La Vieja" o "La Narco Abuela", es integrante de un clan familiar que se dedicaba a la fabricación, tráfico y porte de estupefacientes.

Según el general Luis Humberto Poveda, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, junto a la anciana fueron capturados sus hijos y otros familiares que hicieron del microtráfico su actividad económica.

"La Narco Abuela", cumplía una función clave dentro de la banda, debido a que se encargaba de la comercialización de los alucinógenos al igual que era la responsable del recaudo del dinero que generaba por la venta de la mercancía, específicamente, marihuana y cocaína.

[imagewp:441773] Utelsilios de la cocina, que eran empleados para preparar los alimentos, también se utilizaban para fabricar los alucinógenos. Foto: cortesía Policía Metropolitana de Cartagena.

Dentro del proceso investigativo, la autoridad informó que descubrieron que el alcaloide era fabricado en la casa donde la anciana convivía, donde los utensilios de la cocina, los mismos que eran empleados para la preparación de los alimentos, eran utilizados para la elaboración de los estupefacientes.

"Tras varios meses de seguimiento, pudimos establecer que este clan familiar operaba en Clemencia pero también tenía sus redes en Cartagena. Es por eso que fue posible la captura de esta adulta mayor, quien de acuerdo con las investigaciones se trasladaba hasta semanalmente hasta Clemencia para apoyar las labores de expendio de estupefacientes, y era la encargada del transporte de los alucinógenos y del dinero producto de las ganancias obtenidas", expresó general Poveda.

En la operación, la cual requirió del allanamiento de seis inmuebles que se encontraban ubicados en Cartagena y el municipio de Clemencia, residían 10 menores de edad, por lo que la Policía de Infancia y Adolescencia en coordinación con el Instituto de Bienestar Familiar, iniciaron un proceso de protección de restablecimiento de derechos.