Según líderes de las comunidades de Santa Ana, Barú y Ararca hay posiciones dividas entre los nativos de esa zona por la desconfianza que generan las administraciones distritales para el cumplimiento de los acuerdos pactados con las comunidades negras. De acuerdo a Ángela Julio, durante las consultas para la construcción del puente que une a Cartagena con Barú, se les prometió a las comunidades mayor seguridad para contrarrestar los problemas que ocasionaría el flujo constante de foráneos pero hasta la fecha les han incumplido. “Nosotros tenemos preocupaciones porque hay unos acuerdos que no se han cumplido, el Distrito dijo que con la llegada del puente, llegaría la seguridad, más alumbrado en la vía, ¿Dónde están?, si no se cumplen las 7 de la noche uno viene por esa vía oscura”, afirmó Julio. Por su parte Cristóbal Ortega, presidente de la Junta de Acción Comunal de Santa Ana, aseguró que este proyecto fue presentando de manera apresurada y sin ser socializado con las comunidades. “Mucha gente aquí ni siquiera conoce el proyecto, solo unos cuantos líderes, aquí en la comunidad no se ha socializado. Yo creo que debería tener más tiempo este proyecto porque esto solo lo hablamos unos 5 o 6 personas y esto debe saberlo el pueblo”, manifestó Ortega. El proyecto presentado por el distrito establece que un porcentaje de lo recaudado será destinado para obras sociales en las comunidades. Sin embargo los líderes de estas poblaciones aseguraron que temen ser engañados por la administración, debido a que la ley 150 de 1993 no permite que los recursos de un peaje sean destinados a inversión social. “Si es como se dice en los acuerdos que se va a manejar un 50% en lo social y se va a controlar con el peaje el ingreso de vehículos a Playa Blanca, nosotros aceptamos pero si nos imponen la ley 105 que establece que los recursos van solo para mantenimiento de vías no nos interesaría”, añadió Ortega. Las obras puntuales en las que se invertirían estos recursos en las comunidades de Santa Ana, Barú y Alarca, son la construcción de un alcantarillado, seguridad, alumbrado público, legalización del servicio de acueducto y mantenimiento de espacios públicos. El peaje en la vía a Barú es un proyecto presentado por la administración de Manuel Vicente Duque para "controlar el flujo de vehículos al Parque Natural Corales del Rosario y garantizar el mantenimiento de la vía", sin embargo el proyecto ha sido muy cuestionado por presunta falta de claridad y planeación.