Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Niños San Andrés
Niños San Andrés
Foto: Aldea SOS Colombia

Pérdida del sueño, miedo, incontinencia urinaria, tristeza y desmotivación frente al estudio, estas son algunas de las consecuencias emocionales con las que quedaron niños, niñas y adolescentes que vivieron la tragedia que generó el Huracán Iota en San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Lea además: China donó 500 mil dólares para la reconstrucción de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

A través de la ONG Internacional Aldeas Infantiles SOS Colombia se implementó la estrategia 'Cartas sobre el mar', que permitieron conectar a los papás y a los niños que, tuvieron que separarse, tras la emergencia.

Por medio de lanchas que atravesaban el mar llegaban las cartas que conectaron a padres e hijos.

A raíz de la emergencia ocurrida en noviembre de 2020, muchas familias tuvieron que separarse para garantizar que los menores pudieran ser atendidos y que las consecuencias generadas por el huracán Iota no fueran peores.

Lea también: Internet costoso y de baja calidad predomina en San Andrés

Shona Janell de Ávila relató en diálogo con RCN Radio: “soy sobreviviente del huracán Iota, me encuentro en la isla de Providencia, por medio de la ONG Internacional Aldeas Infantiles SOS Colombia, pude tener comunicación con mi hija en San Andrés, porque me tocó mandarla dos días antes del suceso con familiares allá y mediante la fundación, mi niña me ha mandado cartas".  

En un sobre que le entregaron estaba la carta con la letra de su hija que además, tenía dibujos sobre cómo sería su reencuentro, tras superar la emergencia. En ella su hija le decía que anhelaba recibir un abrazo y seguir juntas.

“Al principio fue inolvidable, no me lo esperaba, lloré y todavía lo hago (…), tengo imágenes de la carta guardadas en mi memoria”, dijo.

Señaló que era una tarde cualquiera cuando recibió la carta que la llenó de esperanza, sobre lo que significaba un próximo encuentro con su hija.

“Cuando recibí la carta, estaba lavando ropa y en ese momento recibí una llamada de la muchacha de Aldeas Infantiles SOS Colombia, preguntando donde me encontraba, recuerdo que le di mi dirección y las indicaciones para llegar y así lo hizo. A los cinco minutos de esa conversación me entregó la carta”, detalló.

Agregó que “al ver la hoja con sus dibujos, me sentí muy feliz y lloré porque no tenía comunicación desde hacía 20 días y en ese momento, me senté y le escribí una carta”.

Le puede interesar: Anuncian construcción del Sena en San Andrés Providencia y Santa Catalina

Un mes después de la tragedia del Huracán Iota la situación todavía era muy difícil y no pudieron reunirse pero, nuevamente las cartas, se convirtieron en el regalo anhelado de navidad.

“En diciembre le envié una carta también y una cajita de galletas”, señaló la mujer. 

Sostuvo que con el pasar de los días: “mi hija me llamó y me dijo que recibió las galletas y la carta”.

La directora de Aldeas Infantiles SOS Colombia, Ángela Rosales, dijo que seguirán atendiendo a los afectados en San Andrés.

“Nuestra labor en las islas se ha enfocado en tres frentes de acción: generar espacios protectores para los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, y sus familias, quienes fueron afectados por la tragedia; desarrollar procesos de atención psicosocial para la niñez y los adultos cuidadores; y generar actividades pedagógicas para la prevención de situaciones de emergencia”, afirmó.

Se cumplieron más de 100 días desde que el Huracán Iota, que alcanzó categoría 5, arrasó las islas de San Andrés y Providencia, dejando en esta última una afectación de más del 98% a su infraestructura, cuatro personas muertas y múltiples daños en sus comunidades.

En otras noticias del Caribe: Preparan jornada masiva de reciclaje en San Andrés y Providencia

A raíz de la catástrofe la ONG internacional Aldeas Infantiles SOS Colombia, acompañó desde diciembre de 2020 la recuperación de más de 135 niños y niñas y 17 familias de San Andrés y Providencia.

Por lo mismo, se implementó la estrategia “Cartas Sobre el Mar”, en la que por medio de las lanchas dispuestas para la emergencia transportaban cartas que los niños y niñas le escribían a sus familiares, y viceversa, con el fin de mantener conectados los corazones de los pequeños a sus padres, abuelos y familiares a pesar de la tragedia y la distancia.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.