Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Menores que consumían bebidas embriagantes en Cartagena fueron conducidas ante el ICBF
Policía Metropolitana de Cartagena

La Policía Metropolitana de Cartagena logró establecer el lugar donde fue grabado un video replicado en redes sociales, que evidencia a menores de edad que consumían bebidas embriagantes frente a la presencia de adultos mayores en altas horas de la noche.

“Hace pocas horas, policías del Grupo de Protección a la Infancia y Adolescencia ubicaron el lugar donde fue filmado el video, un sector del barrio Olaya Herrera, en el suroriente de la ciudad, estableciendo la identidad de las madres y la ubicación de las viviendas donde residen”, confirmó la Policía Metropolitana de Cartagena.

En medio del procedimiento, condujeron a las dos madres, y a las dos niñas de seis años, para el restablecimiento de sus derechos, ante la Comisaría de Familia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), quienes definirán la sanción frente a esta conducta y la responsabilidad de las progenitoras.

Se iniciará un proceso de investigación por el delito de suministro a menor, previsto en el artículo 381 del Código Penal Colombiano, Ley 599 de 2.000, contra las madres de las menores que protagonizaron este video”, reveló la Policía.

“El que suministre o facilite a un menor droga que produzca dependencia o lo induzca a usarla, incurrirá en prisión de (96) meses a (216) meses”, se indicó.

Lea también: Devuelven a 1.500 personas que pretendían ingresar a Playa Blanca sin reserva

RCN Radio conoció que las madres también recibirán comparendos, de acuerdo al numeral 5 del artículo 38 del Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana.

Respuesta

Por su parte, la directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Lina Arbeláez, se refirió al escándalo e indignación que ha provocado el video en Cartagena.

La persona que entregue bebidas embriagantes o su adquisición a los menores de edad será sancionada de conformidad con las normas establecidas para los expendedores en los códigos Nacional o Departamental de Policía”, indicó.

Agregó que “es inadmisible que los padres de familia y cuidadores propicien el consumo de bebidas embriagantes entre sus hijos, poniendo en riesgo no solo la salud, sino su integridad y vida”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.