El ingeniero de Sistemas, Carlos Oñate, tomó posesión como nuevo rector de la Universidad Popular del Cesar. Acabar con el compadrazgo y el tráfico de influencias dentro de la institución es uno de sus objetivos.     “Nosotros queremos implementar una política transparente, queremos hacer un proceso honesto, de garantías para toda la comunidad universitaria. Que haya garantía en todo el proceso administrativo. En la región se acostumbra mucho al amiguismo, al compadrazgo, al tráfico de influencia y si queremos cambiar la universidad, tenemos que caminar por la ruta de la transparencia y de la honestidad”, aseguró.   El nuevo rector habló de la transformación que requiere el recinto universitario. “Necesitamos hacer una transformación absoluta en la Universidad Popular del Cesar, una transformación dentro de sus procesos normativos, académicos y administrativos que permitan viabilizar el proceso de acreditación institucional que es uno de los grandes retos y compromisos que tenemos hasta el 2019”. Carlos Oñate reconoció que tras su posesión se enfrentará a demandas. “Vienen tiempos duros, somos conscientes de que posiblemente van a presentar muchas demandas. Además esto se ha convertido en costumbre en la universidad, siempre lo hacen cuando se elige rector. Por eso, hoy no nos espanta, por el contrario, nos da las fuerzas para seguir adelante porque somos conscientes de que no hay ningún tipo de inhabilidad, miren de ser así, entonces estarían inhabilitados el rector de la Universidad Nacional de Colombia, el rector de la Universidad de La Guajira y el rector de la Universidad del Magdalena, quienes fueron ratificados como rectores recientemente”.   MinEducación aprueba posesión   Aunque durante el acto de posesión del nuevo rector de la Universidad Popular del Cesar no estuvo presente un delegado del Ministerio de Educación, en diálogo con RCN La Radio, la Viceministra de Educación Superior, Natalia Ariza, manifestó que el Ministerio aprueba la posesión de Carlos Oñate. “Cumpliendo nuestra función de presidente del Consejo Superior Universitario, aprobamos esta posesión y esperamos y esperamos que el doctor Oñate lo pueda hacer muy bien al frente de la universidad. Como lo hemos dicho, él tiene grandes retos. Así que apoyaremos este proceso”. Al preguntarle a la Viceministra de Educación Superior por las razones por las que se habla de demandar esta elección teniendo en cuenta que quién ganó este proceso no era la persona señalada de recibir apoyo por parte de las maquinarias políticas, respondió: “Todo es presunta irregularidad, nosotros asistimos al debate al interior del Consejo Superior. No sé si el señor Oñate tiene la maquinaria política o no la tiene, sin embargo, fue apoyado por el miembro del CSU, miembros del Consejo Superior que a pesar de que se hizo el llamado sobre las irregularidades que tenía el proceso no las acogieron. Así que si vienen demandas no es porque había participación política o no, sino por las irregularidades que tiene el propio proceso. No se trata solo de revisar si él estaba acompañado de algunos políticos sino que todo se haya hecho bien dentro del proceso. La universidad tiene que ser consciente que el proceso tiene que cumplir todos los temas estatuarios porque esos estatutos son los que la universidad ha aprobado para que precisamente se realice bajo algunas condiciones”. El fantasma de la inhabilidad Natalia Ariza, Viceministra de Educación Superior, se refirió también al fantasma de la inhabilidad que rodea al nuevo rector, Carlos Oñate. “El ingeniero Carlos Oñate fue hasta hace poco miembro de Consejo Superior por lo que tenía acceso a las decisiones frente al nombramiento de otros consejeros, a tomar decisiones sobre la elección del rector y en ese sentido la norma exige que una persona que quiere ser rector y que va a ser elegido por el Consejo Superior no puede hacer parte de este un año antes. El señor Carlos Oñate y los consejeros argumentan que solo debe ser tres meses antes pero la norma exige que sea un año antes y por eso consideramos que el señor Carlos Oñate está inhabilitado”. “Este acto vale huevo”: Estudiante Durante la posesión de Carlos Oñate como rector de la Universidad Popular del Cesar, un estudiante irrumpió en el auditorio de la sede Sabanas de la institución y con un huevo en la mano y dirigiéndose a la mesa principal, gritó “este acto vale huevo”. “Creo que hoy debo dar mi voz de protesta en contra de esta farsa, esta mentira”, agregó. Los asistentes abuchearon. Antes de finalizar el evento un estudiante que se encontraba como asistente en el recinto, manifestó: “La voluntad del estudiante que apareció hace un momento no es la voluntad de los 15 mil alumnos que hacemos parte de la Universidad Popular del Cesar”. Justicia, justicia “Justicia, justicia”, gritaron los asistentes al evento en el momento en que el ingeniero de Sistemas, Carlos Oñate, tomó juramento como nuevo rector.