Cargando contenido



El defensor del Pueblo, Carlos Negret Mosquera, señaló que en Cartagena hubo una vagabundería con las construcciones ilegales, las cuales se desarrollaron sin que las autoridades competentes hubiesen detenido estas obras.

Negrete escuchó los testimonios de las víctimas quienes en medio de lágrimas narraron que todos sus ahorros se esfumaron por cuenta de la estafa que hizo la familia Quiroz al venderles apartamentos construidos de manera ilegal.

El defensor dijo en medio de lágrimas que "No hay derecho a tanta vagabundería de un constructor y tanta vagabundería de unos funcionarios públicos. Hasta cuando este país aguanta la corrupción, hasta cuando vamos a aguantar en Colombia que nos roben delante. Hasta cuando Dios mío".

Señaló que de la mano de la Procuraduría, la Fiscalía y la Superintendencia de Notariado y Registro, se estarán tomando las medidas necesarias para que se castiguen a los responsables de estos hechos y se indemnice a las víctimas.

Son más de 100 familias las afectadas por esta situación, 70 de ellas aún continúan pagando créditos bancarios a pesar de habérsele solicitado evacuar los 16 edificios en los que residían.

Negret Mosquera se dejó ver muy emotivo a medida que escuchaba a cada uno de los representantes de las familias de los edificios construidos, en su mayoría, por los polémicos empresarios Quiroz.

Afirmó que lo registrado con las construcciones ilegales en la ciudad es acto de corrupción donde son responsables tanto el sector público como el sector privado.