El gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, aseguró que el Sur del Bolívar "no se va a dejar" amedrentar de las estructuras y organizaciones ilegales que quieren sembrar el pánico en la población.

Así lo sostuvo el mandatario departamental en compañía de los alcaldes de Santa Rosa del Sur, Delmar Burgos; de Simití, Jesús Ramírez Cardona; de Norosí, Jailton Ariza Camacho; de Regidor, Jadimir Gutiérrez Franco; y de Arenal del Sur,  José Luis Pacheco.

“No nos van a dejar. El sur de Bolívar tiene la presencia necesaria y haremos todo lo necesario para vivir en paz", afirmó.

Turbay Paz, quien también estuvo reunido con los comandantes de la Policía del Magdalena Medio y de Bolívar, como también del Ejército Nacional, manifestó que hay un compromiso para garantizar la seguridad en la región. Aprovechó además para enviar un mensaje de tranquilidad a los habitantes de los once municipios del Sur de Bolívar, asegurando que se están tomando acciones para que los hechos que ocurrieron en los últimos 10 días no se vuelvan a presentar.

“Nuestra presencia es para darle a la comunidad un mensaje contundente: no están solos. Con estas acciones puntuales, como mayor presencia de las tropas militares en la zona rural, fortalecimiento de las acciones de inteligencia de la fuerza pública para sustituir los cultivos ilícitos, la intervención de zonas de minería ilegal, cofinaciación de los PDET (Planes de Desarrollo con Enfoque territorial) y vías para la Paz, le estamos demostrando a nuestras poblaciones que el apoyo es real”, apuntó.

Las declaraciones del Gobernador de Bolívar se dieron tras concluir un consejo de seguridad que convocó en el municipio de Arenal del Sur, población en donde se presentó el último ataque contra una estación de policía y que, afortunadamente, no dejó heridos ni víctimas fatales.