El viaducto, cuyas obras son ejecutadas por Concesión Costera, registra un avance del 95% y se prevé que los trabajos concluyan en Julio.

A menos de cinco meses de la culminación de las obras del viaducto que unirá a Cartagena con Barranquilla, todavía sigue la preocupación por los impactos que esta estructura ocasionaría a la Ciénaga de La Virgen.

Para Benjamín Luna, líder del corregimiento de La Boquilla, las obras que componen el corredor Cartagena-Barranquila y Circunvalar de la Prosperidad, proyecto que hace parte del programa 4G, representan un riesgo para la vida de uno de los cuerpos de agua más importantes de la ciudad.

Sostiene que la Concesión Costera, responsable del proyecto, no ha despejado las dudas que sobre las comunidades persiste en torno a los trabajos que se ejecutan desde el sector de La Bocana hasta la comunidad de Tierra Baja.

En cuanto a La Bocana, recordó la decisión que llevó a la suspensión temporal (en mayo de 2017) de las obras por parte de la Anla tras un requerimiento de la Procuraduría General de la Nación. Allí, reiteró que pese a que se le ordenó a la Concesión Costera realizar los estudios técnicos ambientales del caso, los resultados del mismo se desconocen.

"Hacia el puente doble por La Bocana hay una enterrada de postes donde la instalación genera un remolino que arrastra más sedimento, arena, del mar hacia la ciénaga", dijo.

En lo que respecta al viaducto, sostiene que la instalación de los pilotes que soportan la estructura, está ocasionado una afectación de "grandes proporciones" a la ciénaga. "Para el enterramiento de esos postes hay un derramamiento de lodo, se esparcen y estos quedan alrededor de los pilotes y como son más de 700 que se han instalado, eso produce una sedimentación gravísima a la ciénaga y la ciénaga se va a secar", apuntó.

Por su parte, el ambientalista Rafael Vergara, manifestó que la Concesión Costera tampoco ha dado claridades sobre el plan de compensanción por la afectación al manglar. "Queremos saber dónde se va a hacer ese mejoramiento, eso no lo sabemos y es muy importante que quede claro para la comunidad", indicó.

Expuso que también se hace necesario que la firma explique cuál ha sido el manejo que se le ha dado a los materiales que la obra ha generado por cuenta de las excavaciones, pero sobretodo, cómo se va a blindar para que las áreas intervenidas de manglar no sean invadidas para evitar que suceda lo mismo con la Vía al Mar.

"No han tenido el cuidado suficiente para que los sitios donde se han hecho intervención al manglar, no sean entregados a los volqueteros y no se vayan al relleno sanitario y que terminen rellenando esa zona como ha ocurrido en Tierra Baja y Puerto Rey", expresó.

Concesión responde

María Soto, coordinadora ambiental de la Concesión Costera, manifestó que el método utilizado para la construcción del viaducto, donde sus componentes son prefabricados, apuntan que se genere el menor impacto posible al ecosistema que esta siendo intervenido, así como sostuvo que se ha dado cumplimiento estricto a los requerimientos ambientales exigidos por la Anla.

Dijo que en seguimiento a los lineamientos de la autoridad ambiental, actualmente se adelanta una actualización al estudio del clima marítimo donde se está haciendo un monitoreo "a los sitios que se encuentran por el área de La Bocana, donde el fin es establecer si presenta algún impacto de las obras sobre el sector costero y a la base de La Bocana"

"En el caso que se determine esa afectación, se formularán las medidas de manejo ambiental que sean necesarias para prevenir, mitigar, corregir o compensar", afirmó.

Así mismo, informó que se adelanta un "análisis multitemporal de los cambios de posición en la línea de costa" para establecer "si hay áreas erosionadas o de acreciación sedimentaria".

"Una vez tengamos todos esos resultados, los compararemos con las batimetrias que realizamos durante la formulación y diseño de las obras y verificaremos la validez de los modelos oceanográficos que planteamos en el estudio de impacto ambiental", acotó.

En cuanto a la ciénaga, sostuvo que los trabajos adelantados "no se han generado material adicional por la instalación de pilotes, es decir, que el proyecto no ha generado residuos que puedan sedimentar el cuerpo de agua".

Afirmó además que los monitoreos realizados al fondo del subsuelo de la ciénaga tampoco "se presentan evidencias que muestren cambios significativos en el fondo de sustrato", pero que ante las inquietudes que existen se ha iniciado un "estudio sedimentológico y granulométrico" al cuerpo de agua.

"Estos monitoreos los vamos a estar realizando semestralmente y serán durante un año y medio y los datos que arrojen servirán para establecer la incidencia del proyecto en la dinámica sedimentaria de la ciénaga", aseveró.

Finalmente, en lo que respecta al plan de compensación, señaló Soto que la Anla establece que se debe hacer acciones en 24,3 hectáreas donde se emplearán especies de manglar similares a las que habitan el área intervenida, permitiendo la recuperación de la ciénaga.

"Haremos la siembra de 40.000 propágulos de rhizophora mangle en 34,3 hectáreas y la meta de nuestra compensación es lograr favorecer la recuperación del ecosistema mediante la implementación del programa de restauración ecológica de manglar en la ciénaga y proponer estratégica de sostenibilidad ecosistémica de los recursos mediante la formulación de un acuerdo comunitario", puntualizó.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido