Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Jóvenes durante la maniestación.
Jeison Blanco

El viernes 21 de mayo, cinco personas resultaron heridas en Barranquilla en medio de las manifestaciones desarrolladas en las inmediaciones al estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

Según la campaña Defender la Libertad, estos requirieron traslado a clínicas, además de las decenas que fueron atendidos en el sitio por la misión médica. Lo que inició como una protesta pacífica que se extendió por cerca de cuatro horas, terminó convertido en un momento de confusión para quienes se sumaron a la manifestación. 

De acuerdo con Carlos Andrés Barceló, de la ONG, tres personas fueron capturados por obstrucción a la vía pública y ocho más fueron retenidos. Denuncia que pese a que estos fungen como veedores de Derechos humanos, no les permitieron ejercer su trabajo para lograr identificar a las personas que estaban llevando en vehículos de la Policía sin un destino específico.

Puede ser de su interés: Invito a que pasemos la página de la Copa América: alcalde de Barranquilla

“Las personas que estaban siendo retenidas por parte de la fuerza pública tienen paradero actualmente desconocido. Pese a que solicitamos los nombres de los mismos, la autoridad no nos permitió recogerlos antes de ser trasladados. No están en la URI ni en la Unidad de Convivencia y Justicia”, indicó Barceló.

Entre tanto, manifestantes también denunciaron en redes sociales la presencia de militares en el lugar de la concentración y la agresión contra periodistas que, a pesar de identificarse, fueron víctimas de agresiones con el lanzamiento directo de gases lacrimógenos. Así mismo, varias personas que viven en los barrios circundantes a la zona de la confrontación resultaron afectadas por los gases en sus casas.

También le puede interesar: Los enfermeros de las marchas de Barranquilla: voluntarios que curan heridas del paro nacional

“Ayer estuvimos nuevamente cubriendo el paro nacional en Barranquilla, mientras nos acercamos para hacer las fotos, un miembro del Esmad nos atacó con gas lacrimógeno a nosotros y a otros colegas, aun portando nuestra identificación como prensa. Trabajamos para agencias internacionales como Reuters, Revista Time, entre otros. Con esto queremos hacerles saber públicamente a los defensores de Derechos Humanos que presten mucha atención a este caso y que estamos expuestos a que la policía nacional vulnere la prensa libre", expuso el fotógrafo Jeison Blanco. 

Ante el hecho, las autoridades no han emitido comunicación por lo sucedido en Barranquilla y su área metropolitana.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.