Cargando contenido

Los dueños del restaurante aceptaron la equivocación y pidieron comprensión para la empleada.

Daño ambiental en corregimiento de Taganga
Imagen tomada de redes sociales

Luego que se hiciera viral un video en el que la empleada de un restaurante aparece lavando un trapero sucio, en las playas de Taganga, hecho que generó acciones de rechazo e indignación en las redes sociales, la propietaria del establecimiento se disculpó y, en nombre de la trabajadora, reconoció el error.

Flor Peralta, administradora del restaurante ubicado en el corregimiento samario, aceptó que se cometió una falta, sin embargo, solicitó comprensión para su empleada.

Yo me comprometo a no volverlo a hacer, porque mi empleada es nueva, prácticamente; ella usa un balde, no sé qué le pasó, que no metió la mecha en el balde y salió corriendo hacia el mar y ahora la tienen como si hubiera matado a alguien”, explicó la representante del establecimiento de comida marina.

En contexto:  Mujer comete atroz daño al mar al lavar trapero en playa de Santa Marta

Por su parte Pierine Peñaranda, Secretaria de la Asociación de Kioskos de Taganga, aclaró lo sucedido, y señaló que “somos conscientes que hizo algo que no se debió hacer, por lo que queremos pedirles disculpas a todas las personas que se han sentido ofendidas".

Recalcó que la empleada "no estaba vertiendo ningún químico al agua, solamente estaba retirando la salina y el salitre que normalmente cae aquí”.

De acuerdo a las imágenes, la mujer, sin ningún tipo de consideración, se acercó hasta la orilla del balneario del corregimiento samario y, con toda tranquilidad, enjuagó el elemento de aseo, a la vista de los turistas y bañistas, que no daban crédito a lo que observaban.

La delegada de los Kioskos, igualmente hizo un llamado para tener respeto con la dignidad de las personas, debido al fuerte ataque que sufrió la empleada, quien no se encuentra en condiciones emocionales estables.

Lea ademásUso de bolsas plásticas se redujo un 53% en principales supermercados

“No son conscientes del daño que les causan a las personas, entonces mi llamado es para quienes juzgan sin saber las razones reales del acontecimiento; la señora en estos momentos está en casa, mal emocionalmente por todo lo que ha leído, pero son errores que a cualquiera le puede pasar”, puntualizó la delegada de los Kioskos.

Con la participación de unidades de Policía Ambiental se firmó un acta de compromiso, entre la autoridad y los representantes del restaurante, con el fin de que este tipo de hechos no se vuelvan a presentar.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido