La Alcaldía de Cartagena anunció el pago de recompensas hasta de 10 millones de pesos a quien o quienes entreguen información que permita identificar y capturar a los vándalos que han atacado en varias oportunidades los buses de Transcaribe.



La determinación fue adoptada tras el ataque a piedras en la noche del pasado martes a un bus padrón, cuando transitaba por la avenida Pedro de Heredia, a la altura del sector de los estadios.

El gerente del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM), Humberto Ripoll Durango, dijo que así fue establecido en el marco de una reunión con el Comandante de la Policía Metropolitana; General Carlos Rodríguez, y a la cual asistieron el Secretario del Interior, Fernando Niño; el Director del Datt, Edilberto Mendoza Goez, y un representante de los concesionarios, propietario de los buses atacados.

"Allí se estableció además de la recompensa, redoblar la vigilancia en los buses y estaciones con personal encubierto, escuadrones móviles y de los cuadrantes. También se cuenta con las líneas del cuadrante de la policía o llamar al 123 para informar sobre cualquier situación que atente contra el buen servicio de Transcaribe, y alguno de sus usuarios", dijo Ripoll Durango.

El general Rodríguez, pidió a la comunidad proteger el sistema y denunciar a los vándalos, para que sean castigados y paguen por los perjuicios que ocasionen al servicio de Transcaribe; mientras que Niño manifestó que conjuntamente con la policía y el Datt se hará un trabajo sincronizado para que los carriles exclusivos de Transcaribe, no sean invadidos por taxis, motos y vehículos particulares en horas de la noche, ya que el horario para el público se extendió hasta las 11 de la noche.

"Se pretende impedir cualquier caso de accidentes por este tipo de imprudencias", puntualizó el funcionario.

Por su parte, Mendoza Goez dijo que para ejercer un mayor control en las vías y evitar accidentes en la troncal de Transcaribe, se han vinculado a unos 100 reguladores, y se cuenta con el apoyo de supervisores y todo el cuerpo de agentes de tránsito, que están atentos para que se respete la señal del carril exclusivo.

Añadió que con ese trabajo se busca no solo brindar un óptimo servicio a la comunidad sino que haya un mínimo índice de accidentalidad.