A través de un fallo la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Bolívar ordenó dejar sin efecto la medida cautelar de suspensión provisional de tres meses decretada en contra del alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque.

Resolvió además ordenar al presidente Juan Manuel Santos para que dentro de las 48 horas siguientes  a la notificación de este fallo deje sin efectos el decreto número 862 del 23 de mayo de 2017, por el cual se suspende al alcalde Duque y se designa alcalde encargado.

La Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Bolívar ordenó "tutelar los derechos fundamentales al debido proceso y a elegir y ser elegido de la señora Ketty Cabarcas y Manuel Vicente Duque, los cuales fueron conculcados por el procurador segundo delegado para la Vigilancia Administrativa".

Lea aquí: Procuraduría anuncia recurso contra tutela que levantó suspensión al alcalde de Cartagena

De acuerdo con expertos, la Procuraduría puede hacer uso del recurso de apelación, sin embargo, explicaron que mientras se surte este proceso, el cual tiene una duración de 20 días hábiles, el alcalde Manuel Vicente Duque debe regresar al cargo.

Manuel Vicente Duque fue suspendido por parte de la Procuraduría con el fin de avanzar en las investigaciones por el desplome del edificio que dejó a 21 obreros muertos.

El pasado 7 de junio la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación había confirmado la suspensión por tres meses del acalde Manuel Vicente Duque tras la revisión del caso por vía consulta.

A Manuel Vicente Duque la Procuraduría Segunda Delegada para la Vigilancia Administrativa le endilgó "una presunta omisión e incumplimiento de sus deberes funcionales a nivel de control, prevención y sanción oportuna frente al fenómeno de las construcciones ilegales en la ciudad de Cartagena, lo que habría puesto en inminente riesgo a la ciudadanía".

Se le reprochó que "tenía el deber de adoptar las medidas necesarias para dirigir la acción administrativa, organizando el sistema de seguimiento y control del urbanismo de la ciudad, en coordinación con las alcaldías locales; y no obstante había omitido el cumplimiento de sus deberes en relación con la proliferación de construcciones sin licencia, fenómeno que afloró con los hechos trágicos del 27 de abril de 2017". 

Asimismo señaló que "del material probatorio se vislumbraba que con posterioridad a la tragedia, la Alcaldía de Cartagena ordenó la práctica de visitas de inspección a algunas obras en construcción en la ciudad, estableciendo que de 77, 55 no contaban con licencia de construcción y, sin embargo, 21 estaban en plena ejecución. Lo anterior, sin que la administración, en cabeza de Manuel Vicente Duque, hubiera tomado las medidas que una situación como esta ameritaba”.