Una pareja debió cancelar a última hora su boda, la cual habían programado para el sábado 10 de febrero en la ciudad de Cartagena.

Los novios, identificados como Becky Stein y Kevin Wendum, tomaron la decisión de no casarse en el Corralito de Piedra debido a amenazas que recibieron de una persona de nombre "Camilo", el cual se presentó como un importante cabecilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

"Camilo", a través de mensajes enviados por WhatsApp y utilizando simcards diferentes, comenzó a exigirle a la pareja la suma de 300 mil dólares para que ésta pudiese contraer nupcias en esta ciudad de Colombia.

Las intimidaciones se fueron intensificando, hecho que llevó a los novios a dirigir una carta al director de la Policía Nacional, General Jorge Nieto, y demás autoridades colombianas, con el objetivo de encontrar una solución y poder realizar su boda en la mágica Cartagena de Indias.

Sin embargo, sin conocerse qué respuesta le entregaron a la misiva, la pareja comunicó a sus invitados que su matrimonio se realizaría en Nueva York.

Así lo expresaron a través de la siguiente comunicación: “Queridos familiares y amigos, en días pasados recibimos un mensaje amenazante de un individuo en Colombia, relacionado con nuestra boda. Inmediatamente involucramos a todas las principales autoridades del país, hasta los rangos más altos del Gobierno colombiano.

"Si bien, la amenaza no se ha corroborado, las autoridades colombianas nos han recomendado que a menos que el individuo sea identificado sería prudente cambiar el lugar de la boda. Hemos tenido que aceptar este desafortunado desarrollo y hemos sido especialmente afectados dados todos los planes de viaje y los arreglos especiales que usted hizo para ir a Cartagena. En definitiva, su seguridad es nuestra principal preocupación y no nos gustaría hacer nada que pueda ponerlo el peligro a usted y a sus familias, sin importar cuan remoto sea el riesgo.

Por lo tanto, le escribimos para informarle que hemos decidido que el curso de acción responsable es trasladar las celebraciones a Nueva York. Si bien, estamos muy decepcionados con las circunstancias, podemos decir con absoluta certeza que la alegría de este matrimonio aumentará y que nada puede impedir que celebremos a esta increíble pareja, esperamos que se unan con nosotros en la misma fecha”.

RCN Radio intentó obtener un pronunciamiento de las autoridades en Cartagena sobre el tema. Sin embargo, desde la Secretaría del Interior Distrital y del Comando de la Policía Metropolitana se informó que el caso está siendo atendido por la Dirección de la Policía y el Gaula, por lo que serán estas las autoridades autorizadas para referirse al respecto.

Este medio de comunicación consultó al Hotel Sofitel Santa Clara, debido a que éste iba a ser el lugar donde se celebraría el matrimonio, donde expresaron que dicho evento no estaba agendado a realizarse en su establecimiento.

"El Hotel Sofitel Legend Santa Clara Cartagena se permite aclarar sobre la información que está circulando en las diferentes redes y medios de comunicación, que la boda a la que se refieren que fue cancelada en la ciudad, no estaba prevista a realizarse en las instalaciones del hotel. No tenemos conocimiento sobre los detalles de la cancelación de dicho evento, ni tampoco sabemos el origen de estas informaciones.  Agradecemos hacer la aclaración en los medios, donde ha sido publicado que el Hotel Sofitel Legend Santa Clara no era sede de esta boda", dice el comunicado.