La dirección de Parques Nacionales, al igual que a comienzos de año, decidió cerrar el parque Tayrona al público desde el próximo 28 de enero hasta el 28 de febrero de 2018 con el fin de darle un descanso al área protegida, permitir la restauración de los diversos ecosistemas y darle un respiro a la fauna y flora del lugar. Igualmente debido a una petición especial de los representantes de las comunidades indígenas arraigadas en la Sierra Nevada y en contornos del parque Tayrona, durante el mes de cierre, los pueblos aborígenes realizarán algunos rituales propios de su condición ancestral. Los pueblos Arhuaco, Kankuamo, Wiwa y Kogui desarrollarán procesos culturales de limpieza, sanación y protección ambiental y espiritual. Jefferson Rojas, jefe director del Parque Tayrona entregó detalles de la iniciativa. “En esta temporada nosotros aprovechamos con todo nuestro equipo de guarda parques  para hacer monitoreo, para hacer limpieza de algunos sitios que por la afluencia de los  visitantes, tienen algún tipo de afectación y las comunidades indígenas realizan los pagamentos que desde el punto de vista cultural son importantes para la armonización del territorio”, explicó el funcionario. Según la dirección de Parques la idea es que la actividad tenga una permanencia y se realice cada año. “Vamos a revisar cómo se institucionaliza para que todos los ciudadanos sepan que estas son las fechas en las que se va a estar trabajando en función de la restauración”, puntualizó el jefe del Parque. “Respira Tayrona” es el lema de la temporada de cierre del parque que invita a los visitantes a visitar, disfrutar, valorar y cuidar al recurso.