El párroco de la Iglesia San Francisco de Asís, del barrio del mismo nombre en Cartagena y que bendecirá el papa Francisco, pidió que no se olviden de esa comunidad afrodescendiente residente en la zona una vez termine esa visita.

Faltan unas dos semanas para que el papa Francisco llegué a Cartagena y comience la visita esperada por muchos feligreses, un recorrido que empezará en el barrio que lleva su mismo nombre: San Francisco, una comunidad en su mayoría afrodescendientes y rezagada, pero escogida para este evento. El sacerdote Elkin Acevedo Carrasquilla, de la Parroquia San Francisco de Asís, espera que el país y el mundo fije su mirada en esa zona de la ciudad olvidada.

“Significa ser tenidos en cuenta y significa para que el mundo entero vuelque la mirada a esta comunidad mayoritariamente afrodescendiente que durante años ha vivido rezagada en medio de la sociedad cartagenera. Esto significa un mensaje de fe que renovará la esperanza de estas personas” dijo el Párroco.

Según el Párroco, la visita del Santo Padre a ese barrio le devolverá la esperanza a la comunidad que desde su fundación, hace más de 50 años, siempre ha sido relacionada con la pobreza y exclusión social, “y tan sufrida que durante muchos años ha formado parte de los pobres históricos de la ciudad de Cartagena”

De acuerdo con Acevedo Carrasquilla, desde que la comunidad y la parroquia San Francisco de Asís conoció que el Sumo Pontífice recorrerá esas calles se respira una alta expectativa, los residentes del barrio ya han organizado el cronograma de las actividades espirituales y culturales que se realizarán ese día.

“Esto ha sido una experiencia de mucha bendición para esta comunidad, hay una enorme expectativa en lo que respecta a la visita del Santo Padre y desde el momento que se conoció las personas se han preparado con todo un itinerario espiritual” anotó el religioso.

El papa Francisco llegará a Cartagena el próximo 10 de septiembre. Una vez aterrice en el aeropuerto internacional Rafael Núñez su primera parada será a ese barrio que ya lo espera con ansias.