Cargando contenido

Según reportan las comunidades, se han quemado cerca de 3.000 hectáreas de vegetación.

Casas ceremoniales indígenas consumidas por las llamas
Casas ceremoniales indígenas consumidas por las llamas
Cortesía

Autoridades del reguardo indígenas Kogui-Malayo-Arhuaco, en La Guajira reportaron que en la Sierra Nevada entre los municipios de San Juan, Dibulla y Riohacha se han quemado más de 3.000 hectáreas de vegetación por los incendios forestales de gran magnitud que se registran en la zona, regularmente por las quemas de campesinos que se salen de control, las altas temperaturas y fuertes vientos que favorecen su propagación.

Pueden ser muchas hectáreas más porque no tenemos herramientas para medir el impacto real del incendio, pero es toda esta zona de la sierra que es consumida”, dijo Luis Pinto Calvo, autoridad del resguardo.

Lea también: Médicos de La Guajira realizarán caravana de protesta para exigir equipos de protección

Los indígenas aseguran que las llamas ya han llegado hasta las comunidades, arrasando sus cultivos, e incluso las casas ceremoniales, importantes dentro de su cultura y que son irrecuperables teniendo en cuenta que contenían un sin número de elementos espirituales y religiosos; por eso enviaron una carta remitida a los alcaldes, al gobernador y al presidente Iván Duque, para solicitar “atención humanitaria de manera urgente”.

“Por medio la presente me dirijo a ustedes con fin de solicitar de manera de prioritaria ayuda de acuerdo a la declaración de emergencia por el COVID-19 y por los incendios que han causado afectaciones a los cultivos, poniendo en riesgo nuestra seguridad alimentaria, también se quemó un número importante de mangueras que  llevaban el agua hasta las comunidades y varias de las especies animales”, señala la misiva firmada por Antonio Gil Pinto, Cabildo Gobernador del reguardo indígena Kogui-Malayo-Arhuaco.

Le puede interesar: Habilitarán albergues en Riohacha para médicos y enfermeras que atiendan pacientes con COVID-19

El director de la oficina operativa de gestión del riesgo de La Guajira, Willian Iguarán manifestó que “Recibimos la información, hicimos las visitas y en este momento estamos gestionando ayudas humanitarias de emergencia; esta es una zona de difícil acceso, por eso ha sido difícil el trabajo en tierra para sofocar las llamas, pero hemos realizado trabajo helicoportado, para apagar lo más pronto estos incendios”.

El funcionario reiteró el llamado a los campesinos a erradicar las malas practicas de preparación de la tierra para sus cultivos, que terminan generando incendios forestales que producen “un daño irreversible a la naturaleza".

En el momento también hay alerta en la Serranía del Perijá, exactamente en la reserva forestal Montes de Oca, donde existen varios focos de incendios activos.

Las llamas consumen cientos de hectáreas de vegetación
Las llamas consumen cientos de hectáreas de vegetación
Cortesía
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido