El personero Distrital de Cartagena, William Matson Ospino, manifestó su preocupado por la situación que atraviesa el Hospital Universitario del Caribe, al conocer que la falta de recursos económicos ha originado cierres temporales de algunas áreas, atrasos en el pago de salarios, falta de insumos y caída en el flujo de pacientes.

Tras recibir informe de los estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cartagena quienes se han declarado en cese de actividades como protesta ante la crisis financiera del HUC, el funcionario le pidió tanto a las autoridades locales como nacionales, ponerle mucha atención a la situación que atraviesa el centro asistencial, en el cual anualmente se atienden cerca de 100.000 pacientes en sus servicios de urgencias.

Al tiempo le pidió a la Superintendencia de Salud practicar control y vigilancia a las EPS que le adeudan al HUC y proceder a sancionar en caso de que los dineros destinados para cubrir esta obligación, se estén utilizado para otro fin.

“El hospital no está funcionando bien y nosotros como garantes de los derechos de los cartageneros, tememos que cierre sus puertas, agravando toda la crisis de salud que registra la ciudad”, expresó.

El representante del Ministerio Público pidió al Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), cancelar las cuentas vencidas para de esta manera ir paliando la crisis y evitar que se llegue al extremo de que el HUC tenga que suspender sus servicios como ocurrió hace algunos años.