Cargando contenido

Foto: Colprensa



El personero de Cartagena, William Matson Ospino, solicitó a la Superintendencia de Industria y Comercio, revisar los precios de los tiquetes aéreos que rigen para la ciudad al considerar que “se encuentran por las nubes” y que esta situación podría afectar el flujo de visitantes durante la temporada de Navidad y Fin de Año.

Manifestó que tras consultas a representantes y autoridades del sector, se encontró que una de las preocupaciones es el alto valor de los pasajes y la afectación a la competitividad de la ciudad.

Según el servidor público, el precio del tiquete para la ruta Bogotá-Cartagena se encuentra actualmente por encima del millón de pesos y esto puede llevar a que los visitantes que se esperan lleguen a la ciudad opten por buscar otros destinos por fuera del país como Panamá, Estados Unidos o Cuba.

“Si bien la ley de oferta y la demanda aplica para los tiquetes aéreos, es importante que la Superintendencia revise si hay o no una cartelización de los pasajes y un presunto abuso de la posición dominante de quienes operan este sector”, afirmó.

Recordó además que la actividad turística de Cartagena fue una de las más perjudicadas por el cese de actividades de los pilotos de Avianca, por lo que se debe velar para que la temporada alta que se avecina les permita a los hoteleros, comerciantes, transportadores y artesanos recuperarse de ese duro golpe.

“Cuando nosotros encontramos unos tiquetes a unos precios exageradamente elevados, podemos decir que eso afecta la competitividad del sector turístico de Cartagena y a lo que apuntamos nosotros, es a que se defienda la actividad a través de la Superintendencia porque es posible que se esté dando un presunto cartel en torno a los tiquetes aéreos, como se han venido develando en otros sectores”, señaló.

Y agregó que “el turismo se sacrificó en la temporada de octubre durante los días de vacancia conocida como la semana de Uribe, entonces por qué hoy sector de transporte aéreo no se sacrifica un poco rebajando tarifas para que el sector turístico que fue perjudicado en su momento se vea ahora compensado”.

La Personería Distrital, también conminó al alcalde encargado Sergio Londoño para que se adopten controles que garanticen que el comercio local durante la temporada alta que se avecina no abuse de los visitantes, así como consideró necesario activar brigadas de vigilancia que inspeccionen los comercios locales, buscando garantizar que a los turistas y consumidores en general se les cobren precios justos y se les ofrezcan productos de calidad.