Cargando contenido

Foto: Cortesía.



Al menos 400 familias de pescadores de Cartagena dieron a conocer que su sustento está en peligro por cuenta de los trabajos de ampliación del Terminal Marítimo de Compas, el cual pretende ampliar su área rellenando parte de la Bahía interna de la ciudad.

La principal preocupación la exponen las asociaciones de pescadores de Albornoz, El Barrio Chino, La Cuchilla y Zapatero, las cuales advierten que habrá un desastre ambiental en el ecosistema de la Bahía por cuenta de los trabajos que se realizarían en esta terminal marítima.

"La afectación para los pescadores es evidente. El pescador vive de la Pesca. El pescador lleva un sustento diario a su casa y si se va a intervenir el medio marino, se va a talar el manglar, se van a hacer dragados y rellenos en la Bahía eso incide directamente en las actividades que realiza el gremio pesquero en la Bahía", señaló Walter Batista, representante legal de la Asociación de Pescadores de Zapatero.

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales convocó para este miércoles 7 de febrero, una reunión informativa sobre la audiencia pública ambiental en la cual se estará exponiendo los alcances de este proyecto de ampliación. El Establecimiento Público Ambiental de Cartagena, Cardique, La Procuraduría Ambiental y otras autoridades deberán presentar sus observaciones a este proyecto que pretende realizarse en la Bahía.

Sin embargo, el representante de estas comunidades expresó que la posición de las asociaciones de pescadores se mantendrá en que el proyecto podría quitarles el sustento.

"Hacemos un llamado a las autoridades para que hagan una valoración más afondo y que no se estén entregando licencias ambientales desde el punto de vista legal, sin que haya hecho previamente un análisis profundo que permitan determinar los daños que se causan al gremio de pescadores y a las afectaciones al medio ambiente", añadió Batista.