Cargando contenido

Aseguran que son conscientes que el turismo es lo último que se va a recuperar en medio de la pandemia.

bóvedas de Cartagena
Sonia Villareal

Propietarios de los locales artesanales que se encuentran ubicados en las bóvedas del Centro Histórico de Cartagena, manifiestan preocupación porque después de dos meses de haber cerrado los 23 negocios que allí se ubican, hoy ya no cuentan con los recursos para sostenerse y pagar las nóminas de sus empleados, algunos de ellos con más de 30 años de experiencia.

“En este lugar se venden artesanías de todo el país, pero desde antes de la pandemia ya teníamos una situación difícil con el Ministerio de Cultura y con la Escuela Taller Cartagena de Indias, porque ellos quieren aumentarnos desproporcionadamente el contrato de arrendamiento”, dijo Jorge Moisés, propietario de uno de los negocios.

Agregó que, “llevamos más de dos meses que no recibimos ni un solo peso en nuestro negocio; sin embargo, la Escuela Taller nos sigue mandando las cuentas de cobro, de la misma manera lo hace Electricaribe, cuando hace meses no encendemos un solo bombillo”.

Lea también: Entregan camas de hospitalización a poblaciones de Bolívar donde no había

Estos 23 propietarios aseguran que llevan entre 40 y 50 con sus negocios de venta artesanal abiertos. “Nosotros comenzamos cuando las bóvedas no era nada, nosotros mismos hemos embellecido ese lugar, no lo hizo la sociedad de mejoras públicas, no lo hizo la Escuela Taller, solo nosotros, entonces estamos desesperados”, sostuvo.

Respecto a los clientes que a diario acostumbran caminar las calles del Centro Histórico y cruzarse con este lugar, Moisés dijo que “los clientes no son los cartageneros. Nuestros clientes son los turistas internacionales que vienen por buque o crucero o que vienen por vía aérea”, expresó.

Además, “tenemos otro agravante, supongamos que el presidente Duque diga que los locales comerciales en Cartagena pueden abrir, ¿nosotros a quien le vamos a vender?, no tendremos clientes en ese momento, sin embargo nos van a seguir cobrando IVA, impuesto, servicios públicos y nómina de los empleados”.

Le puede interesar: Procuraduría llamó a juicio a oficiales del Ejército por escándalo de 'perfilamientos'

Nosotros tenemos empleados con cierta antigüedad, no podemos sacarlos sin justa causa y mucho menos tenemos dinero para indemnizar, y ¿cómo hacemos para por lo menos pagarle el salario mínimo?”, añadió.

Con relación al pago de los arriendos, aseveró que no tienen alternativas, “pero la Escuela Taller nos respondió que podríamos pagar a partir de septiembre, pero claramente se nos van a acumular todos los meses, pero ¿con qué dinero vamos a pagar eso?, le hemos enviado cartas de angustia a todos los mandatarios, tanto al Ministerio de Cultura como al presidente de la República, Iván Duque Márquez”.

Por último, reconoció que Cartagena en su mayoría vive del turismo y la cuestión es que no hay beneficios hasta tanto no se restablezca el turismo en la ciudad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido