Foto archivo: RCN La Radio

Monseñor Jorge Enrique Jiménez Carvajal, pidió ayuda a la empresa privada y al gobierno nacional para arreglar la iglesia de La Catedral, ícono de la historia de Cartagena, que se está cayendo a pedazos. La iglesia más representativa de la época de la colonia, tiene una capacidad para albergar 1.500 personas, sin embargo, en este momento solo pueden ingresar unas 100 personas debido al cerramiento de gran parte de su estructura. “Lo más grave de la Catedral es que la cubierta central colapsó y comenzó a caerse a pedazos, nos toco cerrar. De ahí para acá ha sido un calvario buscando quién nos ayude. El ministerio de cultura no nos ha ayudado para nada el costo de la cúpula está entre 1.500.000 o 1.800.000 millones de pesos”. Monseñor Jiménez aseguró que la gobernación se comprometió con recursos para arreglar una parte pero no alcanza. “La gobernación nos va a ayudar para la restauración de la torre, que tiene problemas delicados y ya estamos bregando a salir a delante. La gobernación nos prometió 250 millones de pesos”. El arzobispo de Cartagena, hizo un llamado a la empresa privada para que ayuden a restaurada la iglesia más importante y simbólica de la ciudad.