el Tribunal Administrativo del Atlántico ordenó “suspender de manera inmediata” las elecciones a la rectoría de la Universidad del Atlántico, las cuales estaban programadas para realizarse el jueves 09 de julio, en reunión del Consejo Superior del alma máter. El Ministerio de Educación acata el fallo del Tribunal Administrativo del Atlántico que, a través de una medida cautelar, ordenó suspender el proceso de elección de rector en propiedad. El Ministerio está a la espera de que el organismo pertinente resuelva las recusaciones que fueron presentadas en el Consejo Superior Universitario contra tres de los miembros del mismo y el pleno del Consejo Superior.   Una vez resueltas las recusaciones se continuará con las decisiones pertinentes en relación con la rectoría, como consecuencia del fallo del alto tribunal que estableció un interés directo y particular de Rafael Castillo, lo que le genera un conflicto de intereses en su doble calidad de rector encargado y a su vez candidato a la rectoría en propiedad de la Universidad del Atlántico.