Desde este miércoles, en la alcaldía de Cartagena permanece instalada la bandera que representa a la comunidad LGBT.

El alcalde encargado, Sergio Londoño Zurek, escribió en sus redes sociales que de esta manera brinda un homenaje a la diversidad, a propósito de las Fiestas de Independencia que se celebran en esta zona del país.

Aunque no se conoce el tiempo que permanecerá izada la bandera LGBT en la Alcaldía Mayor, se considera que este símbolo el cual está al lado de las banderas de Colombia y Cartagena, ha sido instalado como preámbulo a la ‘Marcha de la Independencia y las Diversidades’, este tradicional desfile se realizará mañana a partir de las 8 de la mañana.

Tras la instalación de esta bandera, las críticas no se han hecho esperar. A través de redes sociales muchos ciudadanos han reaccionado negativamente. Hay comentarios que invitan a quemar este símbolo.

Otros aplaudieron la iniciativa y la relacionaron con un acto similar que realizó el exgobernador Juan Carlos Gossaín, quien en el 2013 en conmemoración al día de la 'No Homofobia', izó esta bandera en el balcón principal de la Gobernación de Bolívar.

El mandatario local (e), Sergio Londoño, manifestó que “la izada de la bandera de la diversidad es un mensaje para quienes no toleran, para quienes mandan mensajes de odio, para quienes dañan nuestra ciudad con discursos que dividen en vez de unir. No es una apología a la homosexualidad, es una invitación a que seamos una ciudad más incluyente, que disfrutemos las fiestas en clave de paz, que nos aceptemos todos en una ciudad donde cabemos todos”.

Además, manifestó que así como fue instalada esta bandera, fueron instaladas cuatro banderas blancas como símbolos de paz.

Wilson Castañeda, director de Caribe Afirmativo, organización que trabaja por el reconocimiento de los derechos de la diversidad sexual, manifestó que: “El acto promovido por el alcalde de Cartagena de izar la bandera de la diversidad sexual está ratificando un compromiso de la administración pública que es su responsabilidad constitucional de protección de  los derechos de las personas LGBT”.

Agregó que “si bien se trata de un hecho simbólico adquiere un gran significado porque de un lado está la primera autoridad de la ciudad tomando en sus manos y poniendo en un edificio público el símbolo de las personas LGBT, asumiendo de esa manera que su gobierno y sus acciones también buscan garantizar la igualdad de este grupo poblacional históricamente excluido y en segundo lugar que se haga en el marco de las fiestas de Cartagena está también confirmando la revitalización de las fiestas que piensan devolverle a la ciudadanía su ciudad”.