Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Polémica por extracción de córneas a menor de edad sin permiso de familia

A Nayibe Bonett Peralta, la madre de un niño que apareció el domingo muerto en el baño de su casa en Palmar de Varela, le devolvió Medicina Legal el cuerpo de su hijo sin ojos. 

Ella cuenta que se percató del hecho mientras una enfermera amiga preparaba el cuerpo del menor fallecido, pues no tenía dinero para pagarle a una funeraria. Fue entonces cuando notaron que en sus ojos habían unas hendiduras, que al tacto no se sentía el globo ocular. Para descartar las dudas levantaron el párpado y hallaron un hueco en el sitio donde antes estuvieron sus esferas oculares.

Durante la velación del hijo de Nayibe el tema central era que el cuerpo no tenía los ojos. Las especulaciones corrían en la pequeña sala de la casa de la mujer, donde su dolor se mezclaba con la indignación por no tener una explicación sobre lo que había sucedido.

Solo 24 horas después, luego de hacer público el hecho a través de medios de comunicación, Bonett recibió una respuesta de Medicina Legal sobre lo sucedido. Le explicaron a ella, a representantes de la Defensoría del Pueblo y de la Personería municipal, que lo hecho había sido bajo la ley 73 de 1988 que plantea una presunción legal de la donación de órganos, si no hay familiares presentes dentro de las seis horas siguientes a la ocurrencia de la muerte o antes de la iniciación de la autopsia.

Según estos, la llamaron en dos ocasiones a unos números que tenían pero que no les contestaron. Que como el cuerpo lo llevó la Policía no tenían noticia de quiénes eran los familiares y que estos no estuvieron presentes en el lugar, por lo que procedieron al retiro de sus córneas antes de que este se descompusiera.

Para representantes de la Defensoría, en el caso se evidenció un mal manejo de la información y  de la situación, por lo que seguirán las investigaciones por el hecho.