Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ycalderon

Una concejal de Calamar, Bolívar, Yelitza Castelar, denunció que es excluida y discriminada al interior de la corporación municipal por ser mujer y joven, aseguró que sus colegas les restringieron su participación por no tener la suficiente experiencia para ese cargo público. Por esa presunta irregularidad, hay una queja ante la Procuraduría y también la Fiscalía, con el objetivo que no se le vulnere su derecho a la libre expresión. 

“Como mujer y joven me siento discriminada en un ambiente laboral destructivo, enfrentada a un presidente que niega un derecho fundamental como lo es la libertad de expresión. Durante este último periodo, el presidente del concejo no me permitió el uso de la palabra en las sesiones de una manera humillante y burlesca”, dijo Castelar.

Adicional a eso, la cabildante alertó una presunta extralimitación de funciones por parte de sus colegas que integran la junta directiva de la corporación, todos hombres “yo me dirijo a preguntarle por qué me impide el uso de la palabra durante las sesiones y el me dice que mientras lo decida la coalición mayoritaria, nosotros debemos aceptar lo que ellos digan”.

Por esa situación hubo una discusión, que pudo terminar en agresiones físicas “porque como joven y mujer no me pareció, por eso nos fuimos a palabras fuertes y el presidente del Concejo intentó agredirme, un acto que presenció mi madre (exconcejal) y quién evita que el señor atente contra mí”, contó Castelar. 

Jaime Eljaik, presidente del concejo de Calamar, desmintió las acusaciones de su colega y explicó que la secretaría de la corporación puede corroborar que nunca se le ha impedido el uso de la palabra “porque todo lo que hablamos se deja plasmado en unas actas, esos documentos son los que hablan. En ningún momento ella ha sido discriminada, eso es mentira”.

El cabildante aseguró que fue todo lo contrario, que la concejal y su madre lo agredieron a él “me pegaron, me ultrajaron. Ellas cogieron a otro cuatro concejales y le pegaron con unos palos. En el hospital debe aparecer el dictamen médico cuando me agredieron y a los otros colegas”.

Justo por esa actuación de la concejal, el presidente de la corporación aseguró que merecía una sanción, una decisión que aseguró se ampara el reglamento interno. El concejal Eljaik indicó además que interpondrá acciones judiciales por las agresiones físicas que sufrió. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.