Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Concejales de Barranquilla en Cancún (México)
Foto redes sociales

Molestia ha causado el desplazamiento hasta la ciudad de Cancún en México, de 11 miembros del Concejo de Barranquilla, quienes sin importar la realidad por las que atraviesa la comunidad local, en medio de un tercer pico de contagio por Covid-19 y con poca capacidad de camas UCI, viajaron hasta el paradisíaco puerto sobre el océano Atlántico a participar del matrimonio de su compañero de corporación, Juan Camilo Fuentes.

De acuerdo a imágenes publicadas en redes sociales, se observa a los funcionarios participando de la fiesta celebrada en un hotel de la ciudad costera, con evidente aglomeración y sin medidas de bioseguridad.

En otras publicaciones se aprecia al expresidente del cabildo, acompañado de varias personas en las playas del exótico lugar, con la misma situación, contraria a la realidad sanitaria de Barranquilla y del país, en una clara muestra de incumplimiento de las medidas de autocuidado y distanciamiento social.

Lea también: Barranquilla tiene el primer autoservicio para vacunación contra Covid-19 del país

Aunque la actividad social, no se realizó en la capital del Atlántico o en otra ciudad de Colombia, llama poderosamente la atención, que quien aparece en el centro de la polémica, concejal Juan Camilo Fuentes, recientemente publicó en su cuenta de Twitter un llamado a las autoridades locales a decretar medidas de cierre, ante el incremento de casos de Covid-19, y al proporcional aumento de camas de cuidados intensivos.

El Cabildante trinó. “Cerrar la ciudad debe ser una opción! Tomemos medidas de bioseguridad, de autocuidado y demás acciones. La actividad económica de Barranquilla, no aguanta más recesión. Ya se sabe qué hay que hacer, tengamos disciplina… Lo contrario sería grave. Más pobreza, hambre, miseria”, publicó.

Lea además: Gremio médico solicita declarar alerta roja y confinamiento total en Barranquilla

El irresponsable hecho, se produce luego del escándalo que causó en el Atlántico, el viaje de un grupo de cabildantes de Malambo a la isla de San Andrés, desplazamiento costeado por ellos mismos, a una capacitación de la Federación Nacional de Concejales, en medio de la coyuntura sanitaria.

Aunque algunos consideran que el funcionario público tiene todo el derecho a celebrar su matrimonio en otro país, lo que se cuestiona es el mensaje y mal ejemplo de las imágenes, que comparte en redes, en las que se evidencia un absoluto descuido de los protocolos de bioseguridad y  falta de sensibilidad ante la crisis sanitaria.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.