Cerca de dos millones de pesos había alcanzado a quitarles a los desprevenidos comerciantes de Cartagena un sujeto oriundo de esta ciudad que se hacía pasar como investigador judicial de organismos como el CTI, la Fiscalía, la Sijín, el Gaula o la Policía Nacional para extorsionarlos.

El hombre se acercaba a sus víctimas con presuntas órdenes de captura en su contra, para luego exigirles una cantidad de dinero a cambio de no hacer efectivos dichos procedimientos judiciales.

Las cifras que este presunto delincuente pedía a los comerciantes era de 3 a 4 millones de pesos, como lo confirma el Mayor John Jairo Romero, Comandante del Gaula en Bolívar.

“Uno de los cocmerciantes se acercó a nosotros porque tenía información de nuestra campaña Yo no pago, Yo denuncio, y de allí se inició la investigación, determinando que esta persona era un farsante”, señaló el oficial.

Además de esa denuncia se tienen entrevistas de otros comerciantes para que la pena que tenga que cumplir este hombre, quien venía operando bajo esta modalidad hacía seis meses, sea mayor.

El Comandante del Gaula informó además que el delito de extorsión disminuyó en el 2017 un 22% en relación con el 2016, reportando 88 casos con un índice de efectividad en la resolución de estos delitos de un 90%.