Sujetos le quitaron un dinero a un mensajero, pero unos escoltas que estaban cerca y una patrulla de la Policía frustraron el hurto. En un taxi huyeron los sospechosos pero en el barrio El Poblado de Barranquilla, y posteriormente fueron capturados por las patrullas que hacían el plan candado. “Se produce el hurto de dos millones de pesos, se inicia la persecución policial llamada por la comunidad y a la altura de la carrera 46 con 92 se capturan tres individuos quienes portaban un arma de fuego y se incauta el dinero producto del ilícito”, mencionó el Mayor Crystian Narváez, Jefe Administrativo de la Policía Metropolitana. Los tres presuntos delincuentes fueron capturados en un operativo relámpago de los que se realizan cada noche en el norte de la ciudad. “Desde hace ya varios meses la Policía viene realizando un plan para fortalecer la seguridad no solo en la parte norte sino en todo lo que tiene que ver directamente con el hurto a entidades financieras o a personas que utilizan estas entidades”, dijo el mayor. Los delincuentes son señalados de los delitos de hurto y porte ilegal de armas. Dos de ellos tienen anotaciones.