Cargando contenido

Foto: cortesía Policía Metropolitana de Cartagena.



La policía de Cartagena aumentó las medidas de seguridad en sus estaciones y los alrededores de estos lugares como medida de prevención tras los atentados que se presentaron en Barranquilla.

La directriz fue emitida por el Comando Nacional de Policía, desde donde se ordenó aumentar la vigilancia en las estaciones y también se obligó a los uniformados a no portar su uniforme cuando estén por fuera de sus labores. Lo que implica que deben portar ropa de civil para hacer sus recorridos del comando central a sus residencias.

El general Luis Humberto Poveda, comandante de la policía en esta zona del país, señaló que no hay amenaza sobre la ciudad pero que se debe tomar medidas para demostrar a los delincuentes que las autoridades están preparadas para contrarrestar cualquier acción terrorista contra la fuerza pública.

Dentro de las medidas está el aumento de los patrullajes en las calles de la ciudad y de los sectores más violentos. Así como también se dispuso que los uniformados deben portar su arma de dotación en todo momento para tener posibilidad de defenderse en caso de cualquier ataque.