Cargando contenido

Uno de los fajos de dinero incautados a Yahir Acuña.

Al finalizar  el conteo  por parte de la Policía del dinero incautado al  exrepresentante a la Cámara,  Yahir Acuña, fue contabilizado un total de 480 millones de pesos.

Este  procedimiento fue realizado en la tarde de este viernes en la vía que comunica a Sincelejo con  Corozal justo cuando el dirigente político se trasportaba en un vehículo en compañía de dos personas más.

"El dinero fue decomisado bajo la presunción de enriquecimiento ilícito, tipo penal evaluado inicialmente por la Fiscalía General, ya que el propierario de la suma no ha explicado con exactitud el origen y destino de la misma", señaló la Policía.

Sin embargo, el excongresista aseguró que nunca fue capturado y se dirigió voluntariamente en su vehículo hacia las instalaciones de la Sijín en la ciudad de Sincelejo donde estuvo hasta las 7:30 p.m  con el fin de aclarar  la procedencia del dinero del que según él tiene las pruebas de legalidad.

El exrepresentante a la Cámara,  Yahir Acuña,  esposo de la aspirante a la Gobernación de Sucre, Milene Jaraba, advirtió que su movimiento político estará ganando unas 20 alcaldías en el departamento, incluida la de Sincelejo.

Mientras tanto, las autoridades están en alerta máxima ante la información de movimientos de mucho dinero para comprar votos hoy y mañana día de elecciones.

La Policía ofrece recompensa por dineros para comprar votos en Córdoba

El comandante de la Policía de Córdoba, coronel Carlos Vargas Rodríguez, dijo que el ciudadano que dé información de dineros destinados para la compra de votos se ganará el 5% de la suma total del monto incautado.

Además, el alto oficial reiteró que habrá extinción de dominio para aquellos inmuebles utilizados para guardar dinero de dudosa procedencia para comprar votos.

Las autoridades en Córdoba están en alerta máxima  tras rumores de movimientos de dinero para ofrecerlos a personas para que voten por determinados candidatos.

A medida que se acercan las horas para las elecciones el ambiente sigue tenso en municipios como Puerto Escondido, Chinú y San José de Uré donde hubo intento de toma a las registradurías.

El intento de asonada fue por cuenta de malas decisiones de registradores delegados que han provocado reacciones agresivas de  simpatizantes de algunas campañas al sospechar de planes para cometer fraudes electorales.

Según lo explicado por el comandante de la Policía, para evitar desórdenes el delegado del registrador departamental tomó la decisión de trasladar a algunos registradores en municipios de alto riego.