Cargando contenido

Corpamag, la autoridad ambiental, asegura que este fenómeno está relacionado con el cambio climático.

Pescadores en Barrancabermeja, Santander, denunciaron esta emergencia que se está presentando por contaminación en la fuente hídrica.
suministrada

La mortandad de peces en la ciénaga de San Criollo, en Magdalena, tiene preocupados a los pescadores del sector. Prueba de ello fue lo que dijo uno de los pescadores, en un video que circula en las redes sociales.

"Esto nunca antes había sucedido", afirmó el pescador, sentado en una lancha de madera, luego de mostrar el panorama de miles de peces muertos flotando en la ciénaga de San Criollo, corregimiento de Bermejal, en el municipio de San Zenón, Magdalena.

Le puede interesar: China excluye a perros y gatos de lista de animales comestibles

"¿De qué vamos a vivir? No sabemos qué ha pasado. De esto viven por lo menos seis corregimientos y no nos llegan ayudas del Gobierno. Queremos que la autoridades nos digan qué está pasando", asegura el pescador.

Alfredo Martínez, subdirector de gestión ambiental de Corpamag- autoridad ambiental de Magdalena- reportó que esta situación se presenta desde el lunes en dos ciénagas de Magdalena.

"Esta semana se presentó mortandad de peces en el departamento; la primera de ellas en el municipio de Zapayán y la segunda en San Zenón", indicó Martínez en diálogo con RCN Radio.

Explicó que esta situación se ha vuelto "tradicional" dese hace unos años en decenas de ciénagas de Magdalena, debido al cambio climático

"Estas mortandades se originan por la pérdida de oxígeno cuando el agua se descompone por la intensa sequía y por ende, por la falta de lluvias. Entonces cuando llega el agua en grandes cantidades, los peces pequeños en su mayoría, son los que más mueren", dijo. 

 

Mortandad de peces en Magdalena

Y añadió que la disminución del caudal del río Magdalena y la conexión de este con los complejos Cenagosos es un factor determinante en estas mortandades de peces. Las pocas Ciénagas que mantienen agua, su profundidad es mínima. Esas aguas estancadas se calientan y se descomponen. Luego,  cuando se presentan las primeras lluvias se mueven por las corrientes y por ser aguas descompuestas matan principalmente a peces pequeños que encuentran en su camino”.

Lea también: Los derechos de las víctimas se han quedado en pañales: Leiner Palacios

Corpamaga asegura que, pese a que esta situación se ha convertido en tradicional, investigarán qué pasó en esas dos ciénagas aunque el proceso puede tardar debido a la pandemia. 

"Tenemos poco tránsito en el departamento y nos toca recoger muestras de esos peces, congelarlas y llevarlas ante el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) para saber qué pasó", sostuvo.

Las especies afectadas en la ciénaga de Zapayán fueron corvinata (en mayor cantidad), mojarra amarilla y barbulles (en pequeñas cantidades).  En la ciénaga de San Criollo en San Zenón, las especies afectadas fueron especialmente de bocachico.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido