Foto AFP

http://media.rcn.com.co/audios/rcnradio/ParaguachonSep8.mp3 Los habitantes del corregimiento de Paraguachón, en Maicao (Guajira), manifestaron su preocupación y tristeza por el cierre del paso fronterizo con Venezuela que fue ordenado por el presidente Nicolás Maduro y que se suma al estado de excepción declarado en la zona limítrofe entre Cúcuta y el Estado del Táchira. (Lea aquí: Maduro declaró otro estado de excepción y ordenó cierre de frontera por La Guajira) Yudis Peralta, presidenta de la Junta de Acción Comunal del corregimiento, hizo un enérgico llamado al presidente Juan Manuel Santos y al gobierno: "Aquí también somos Colombia, estamos afectados, estamos tristes, nos sentimos impotentes, que nos den una voz de aliento, necesitamos ayuda", manifestó. Aseguró que la fuente de trabajo de los habitantes de la zona es el comercio. "A media noche fue cerrada la frontera y desde ya nos sentimos afectados", expresó. "Vivimos de vender comida, agua, gasolina, del transporte de motos de Paraguachón a Maicao. Es triste y desesperanzador el panorama acá", agregó. Para la población esta medida perjudica su economía a tal punto, que muchos planean irse del lugar para buscar una nueva forma de vida. "Esto es preocupante para nosotros, más del 90 por ciento de los habitantes de Paraguachón vivimos del comercio entre los dos países", indicó un habitante del corregimiento fronterizo. Y es que en medio del árido desierto que conecta a Colombia con Venezuela, el comercio de productos venezolanos parece ser la única forma de sobrevivir. El presidente Maduro aseguró que también se implementará la restricción del tránsito en la alcabala que se encuentra en el Río Limón, ubicado en el municipio Mara, y un plan de acción integral sobre La Guajira. Pero esta situación tiene otra cara: la de los indígenas de la denominada Nación wayúu, quienes pese a la medida, podrán transitar por la frontera, a pesar de que muchos aseguran que ellos serían los principales contrabandistas y comerciantes de productos venezolanos en territorio colombiano. Por ahora no se sabe cuánto tiempo dure esta decisión, ni cuáles serán sus consecuencias reales. No obstante, el presidente Nicolás Maduro anunció que elevaba el número de militares venezolanos en la frontera, sumando 3.000 efectivos más en tres municipios del estado Zulia.