La Procuraduría General de la Nación abrió investigación preliminar contra funcionarios adscritos a la Secretaría de Salud del Cesar, para establecer una presunta omisión en la vigilancia y control de medicamentos aparentemente falsificados que fueron suministrados a bebés prematuros y que les habría causado la muerte.

Los hechos ocurrieron en la Clínica Laura Daniela de Valledupar, entre junio de 2016 y enero de 2017.

Con el inicio de esta indagación el ministerio público busca clarificar los hechos denunciados y verificar la ocurrencia de las posibles conductas disciplinarias.

De acuerdo con la información que indaga la Procuraduría estos actos se relacionan con medicamentos que le habrían suministrado a los bebés para supuestamente contribuir con el desarrollo de sus pulmones.

Entre otras pruebas, la Procuraduría solicitará a la Secretaría de Salud del departamento una certificación sobre las auditorías al servicio de atención médica y suministro de medicamentos realizadas al centro asistencial que prestó la atención a los menores.

La Procuraduría también solicitó las certificaciones de los nombres y cargos de los funcionarios responsables de efectuar las respectivas auditorias.