La Procuraduría General de la Nación, confirmó mediante fallo de segunda instancia la destitución e inhabilidad por 10 años proferida contra el docente Henry Herrera Salabarria, por abandono injustificado del cargo. Según informó el  Ministerio Público el docente que fue nombrado en periodo de prueba en la Institución Educativa 20 de julio y se posesionó el 4 de abril de 2011, laboró tres días y dejó de asistir a la institución y no presentó excusa o renuncia por escrito al cargo.

"Las pruebas allegadas al proceso disciplinario señalan que el servidor recibió los sueldos y demás prestaciones, más una prima de navidad, durante el periodo comprendido del 4 de abril de 2011 al 31 de julio de 2012", informó la entidad.
Así mismo, la Procuraduría señaló que “los argumentos del disciplinado permiten establecer que tenía conocimiento de las consignaciones realizadas por parte de la Secretaría de Educación Distrital, guardando silencio y percibiendo una remuneración oficial por servicios no prestados”.
El organismo de control manifestó además que el docente aceptó que abandonó el cargo en razón a un nuevo empleo  y admitió su intención de renunciar por medio de diferentes escritos a la Secretaría de Educación Distrital. Sin embargo, estas comunicaciones nunca fueron recibidas y, en consecuencia, nunca cumplieron su objetivo de evitar que se configurara el abandono de cargo injustificado.
"La falta fue calificada como gravísima a título de dolo tomando en cuenta que  el señor Herrera Salabarria tenía conocimiento del hecho y pese a ello, no adoptó las medidas necesarias para evitar esta situación", puntualizó la Procuraduría