La Procuraduría General de la Nación, insistió la solicitud de suspender la actividad de los coches turísticos hasta tanto no se adopten las medidas para proteger la salud y la vida de los caballos. El Ministerio Público, en carta enviada al alcalde de Cartagena, Manuel Vicente Duque, recordó que se ha venido haciendo un llamado de atención desde el año 2014 a la administración distrital por las condiciones precarias en las que viven los caballos que prestan sus servicios a los coches de la ciudad de Cartagena. De acuerdo a la Procuraduría , el estado de los caballos sigue bastante precario. “En su mayoría los ejemplares carecen de herraje idóneo para esta actividad y las condiciones de alimentación y estabulado son bastante deficientes”. Igualmente señala que , se ha evidenciado a través de redes sociales diferentes episodios que muestran el resultado del maltrato al que permanentemente son sometidos los equinos. Caballos que se caen, heridos y maltratados, agresiones por parte del gremio de cocheros a los turistas y ataques de los caballos a los turistas son evidencia de la difícil situación. Concluye el Ministerio Público “… los cocheros son emblema de la ciudad e incluso se consideran parte de su patrimonio, pero esto no puede ser una ´patente de corso’ para que la actividad se preste sin contar con los requisitos mínimos para su idoneidad, violando además todas las normas tendientes a la protección contra el maltrato animal como lo son la Ley 84 de 1989 y 1774 de 2016”.