Cargando contenido

Esa entidad evidenció graves fallas en la estructura de ese penal.

Cárcel, imagen de referencia.
Cárcel, imagen de referencia.
Ingimage
La Procuraduría General lanzó una alerta al alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira, por el riesgo de colapso de la cárcel de mujeres de San Diego, y solicitó de manera urgente el traslado tanto de trabajadores como de internas para evitar una tragedia en ese penal.
 
Agentes de la Procuraduría realizaron una visita al centro penitenciario y constataron que la infraestructura presenta desprendimientos del material del techo, agrietamiento de paredes y fracturas en las columnas y vigas, “lo que pone en alto riesgo la seguridad de las reclusas y del personal que opera la prisión”.
 
A través de una carta, la Procuraduría le indicó al alcalde de Cartagena que con las fallas que presenta el penal, aumentaron los niveles de insostenibilidad para garantizar la seguridad de las reclusas y de los trabajadores.
 
 
“Se ha venido reduciendo a niveles insostenibles que garanticen la seguridad del personal que lo ocupa de manera permanente y transitoria. En principio, por la clausura del segundo piso y en el avance del tiempo en los constantes desprendimientos de techo, agrietamiento de paredes, fracturas en las columnas y vigas”, puntualizó la Procuraduría.
 
Esa entidad señaló también que debido al cierre del segundo piso de la cárcel por su mal estado, se ha reducido el espacio para las reclusas, aumentando los niveles de hacinamiento.
 
Con el fin de prevenir una eventual tragedia en la ciudad de Cartagena y buscando proteger los derechos fundamentales de las personas que se encuentran recluidas en la cárcel, la Procuraduría dio un plazo de 24 horas a la Alcaldía de esa ciudad para que entregue un plan de acción encaminado a gestionar el traslado de todo el personal que permanece en ese centro penitenciario.
Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido