Desde este fin de semana inició a regir la resolución 089, expedida por la DIMAR para prohibir la practica de deportes náuticos con motor en el área de influencia del Parque Natural Corales del Rosario y San Bernardo.

Esta medida fue tomada tras hallarse que las motas acuáticas y las motonaves pequeñas que circulan por la zona de Playa Blanca están destruyendo los pastos marinos que hacen parte de los ecosistemas coralinos.

La directora del Parque Natural Corales del Rosario y San Bernardo, Stephanie Pauwels, señaló que la circulación de motos acuáticas en particular causan al área protegida.

"Esta motos se pasan de un lado a otro en zona de bañistas, generando accidentes, contaminación auditiva, afectación directa al Parque Natural. Realizan el tanqueo en zona de playa, lo cual no está autorizado porque esto cae a la arena y termina en el mar. Por eso es bueno que se migre a otras actividades que no afecten tanto al parque", señaló

Tras esta prohibición, al menos 40 propietarios de motos acuáticas manifestaron su rechazo a la medida de la DIMAR por lo que este lunes en la tarde se estará realizando un encuentro entre Parques Naturales y los nativos de la zona para evaluar la medida y explicar el funcionamiento de esta resolución.

"El día lunes se va a llevar a cabo con las comunidades afrodescendientes de la zona que tienen derecho ahí y vamos a llegar a un consenso para realizar este tipo de actividades", añadió.

Actualmente playa blanca es una zona en alto riesgo por la sobrecarga turística que se presenta en la zona, la cual tiene una capacidad para recibir a 2 mil 500 personas y en días vacacionales es visitada por al menos 12 mil turistas.