Cargando contenido

El hotel Benjamín es de propiedad del israelí involucrado en explotación sexual de menores.

Trabajo de autoridades en Taganga
Foto Archivo Colprensa

Las autoridades de Santa Marta anunciaron la intención de convertir al hotel Benjamín, propiedad del empresario de origen israelí, Assi Moosh, ubicado en el corregimiento de Taganga, en una edificación de servicio cultural o eventualmente en lugar de hospedaje para miembros de la fuerza pública.

La edificación fue intervenida en diversas oportunidades por parte de la Policía Metropolitana de Santa Marta, luego de haber sido el epicentro de actividades ilícitas como la incitación a la explotación infantil y al consumo de sustancias estupefacientes.

Lea ademásRed de prostitución en Santa Marta tendría nexos con el israelí Assi Moosh

El Secretario de Seguridad y Convivencia del Distrito, Camilo George, compartió detalles de la iniciativa.

“Desde la ciudad estamos haciendo esfuerzos y gestiones para que nos dejen esa infraestructura al servicio de la ciudad, no para demoler, sino por el contrario, si eso lo logramos, montar allá un centro cultural, un centro educativo o en su defecto, un centro donde puedan tener hospedaje  los refuerzos que vienen de la Policía Nacional”, indicó el funcionario.

El hotel Benjamín ya tiene una acción de extinción de dominio por parte de la Sociedad de Activos Especiales, lo que se está definiendo en Taganga es quién  va a ser el depositario de ese bien inmueble; según la ley el depositario de ese bien inmueble debe ser Fontur, por ser un inmueble destinado para la actividad turística”, agregó el jefe de la cartera de seguridad local.

Assi Moosh fue capturado recientemente en Lisboa, Portugal en un operativo adelantado por la Sijín de la Policía Nacional con el apoyo de la Interpol y autoridades de Europa, posteriormente  extraditado a Medellín en donde deberá responder por diversos delitos.

La Fiscalía General de la Nación confirmó que Assi Moosh tendrá que responder en Colombia por los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, turismo sexual e inducción a la prostitución.

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido