Cargando contenido



Los salvavidas de Cartagena reportaron mal comportamiento de los bañistas en las playas.

El cuerpo de salvavidas de Cartagena superó los registros en número de rescate en los últimos años durante esta temporada de vacaciones. Desde el pasado viernes 5 de enero hasta el lunes 8 de enero, el puente de reyes, los socorristas rescataron 61 personas que estuvieron en alguna emergencia en el mar, como consecuencia del no acatamiento de la prohibición de ingresar al mar.

El viernes fueron rescatadas 18 bañistas, el sábado 6, el domingo 29 y el lunes festivo 8. Pese a la incumplimiento de la norma por parte de visitantes y residentes, las autoridades no reportaron ningún ahogado durante los cuatro días de condiciones adversas para el mar, anunciado por el Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe.

"Esto se debe a la inobservancia de las recomendaciones entregadas por el grupo de Salvavidas a los bañistas” indicó Joel Barrios, comandante del Cuerpo de Bomberos y responsable de los salvavidas, quién hizo un llamado a los turistas, que se espera lleguen hasta la tercera semana de enero, para que atiendan las recomendaciones de los socorristas y evitar hechos que lamentar.

Por otra parte, la Armada Nacional rescató a 37 personas que se movilizaban en dos embarcaciones que presentaron fallas mecánicas en mar abierto. El capitán Jorge Herrera, comandante del Cuerpo de guardacostas de Cartagena, indicó que un caso se registró cerca del corregimiento de Punta Arena, en Tierrabomba, cuando una embarcación que transportaba 18 pasajeros, entre ellos dos menores de edad, tuvo problemas mecánicos y quedó a la deriva.

En el otro caso estuvo involucrado un Yate de Recreo, que prestaba los servicios de transporte de pasajeros a la zona turística de Playa Blanca en Barú, una práctica ya prohibida por las autoridades. De acuerdo con el capitán Herrera, la embarcación presentaba sobrecupo y no tenía los papeles al día, por lo que fue inmovilizada.

Las emergencias no dejaron heridos, pero la Armada Nacional aprovechó para insistir a los turistas de no tomar embarcaciones en muelles no autorizados.